Máxima vinculación

BBVA rebaja el diferencial de su hipoteca al 1,25%

Sede de BBVA en las Tablas.
Sede de BBVA en las Tablas.

¿Quién da más o más bien quien pide menos? La guerra por captar clientes con la máxima vinculación se recrudece por momentos. Sólo dos semanas después de que entidades como ING Direct, Ibercaja y Liberbank -esta última entidad ya ofrece un diferencial inferior al 1%- BBVA rebaja el diferencial que aplica en sus hipotecas-anteriormente en el 1,6%- al 1,25%. Las condiciones de este préstamo hipotecario bonificado están disponibles en la web de la entidades.

Tener ingresos superiores a 1.500 euros o a 2.000 si hay más de un titular es una de las condiciones indispensables que BBVA pone a los clientes que quieran acceder a su Hipoteca Bonificada. Además, es necesario contratar seguro de vivienda, tarjeta de crédito, seguro de amortización de préstamo o seguro de vida y contratar un plan de pensiones con aportación anual superior a 600 euros. Todo ello para poder beneficiarse de un diferencial del 1,25, uno de los más competitivos del mercado hipotecario en la actualidad. Esta hipoteca no tiene comisión de apertura ni claúsula suelo.

Esta modificación llega diez dias después de que Liberbank bajará de la barrera del 1%, concretamente aplica el 0,99%. Este producto se puede contratar en las oficinas que la entidad llama la “red de expansión”. Es decir, fuera de Asturias, Cantabria, Extremadura y Castilla la Mancha. Sin gastos de apertura ni estudio, esta hipoteca se puede contratar. Los primeros 18 meses aplica un 1,95% y una vez superado ese período, se aplicará el 0,99. Este préstamo está vinculado a la Cuenta Sin de la entidad. Además, es necesario la domiciliación de nóminas, la contratación de un seguro multirriesgo de hogar. Otro requisito es la contratación de al menos una tarjeta de crédito emitida por Liberbank o CCM-Banco de Castilla La Mancha y la realización de compras con las mismas por 1.500 euros por año. También es necesaria la contratación de un seguro de vida.

Ibercaja también rebajó los diferenciales de las hipotecas tanto a tipo variable o mixto como las de tipo fijo, segmento por el que está apostando desde hace varios meses, recientemente. En el primero de los casos, en la Superhipoteca Ibercaja, para el período inicial de 12 meses el tipo de interés es del 2,25% y para el resto de los plazos, el diferencial cae hasta el 1,49%, en el caso de cumplir con las bonificaciones establecidas de domiciliación de nómina por importe de al menos 2.000 euros al mes (percibida por un prestatario o por la suma de dos) y de recibos y contratación de los seguros de hogar y vida. En el caso de los préstamos a tipo fijo, baja al 2,80%.

Uno-e es otra de las entidades que ofrecen los diferenciales más bajos. Ofrece una hipoteca bonificada que parte de un diferencial del 1,75% para los clientes que no tienen ninguna vinculación con la entidad y baja hasta el 1,30% en el caso de alcanzar la máxima vinculación: que supone tener domiciliada la nómina y contratados tanto el seguro de hogar como el seguro de vida.

Normas