No habrá que esperar demasiado para comenzar a ver los primeros coches autónomos fabricados por Google
El coche autónomo de Google ya tiene fecha de lanzamiento

El coche autónomo de Google ya tiene fecha de lanzamiento

El coche autónomo de Google fue una de las grandes sorpresas de hace unos años, momento en el que parecía algo futurista y difícil de conseguir. No obstante, tras cientos de pruebas controladas, este vehículo ya está preparado para circular por las calles “reales” de California, concretamente por la zona de Mountain View, y abandonar esta fase de pruebas en las que, como era de esperar, han existido algunos percances.

Según ha indicado el director del proyecto Chris Urmson, el coche autónomo de Google está listo para ser probado en carreteras reales al igual que ocurre con el resto de vehículos fabricados por compañías de automoción. Así, este verano será posible ver los primeros coches de Google por las calles de California, aunque para ello deberán cumplir una serie de requisitos.

Por una parte, los prototipos que surcarán la carretera estarán limitados a circular con una velocidad máxima de 40 kilómetros la hora para evitar percances y, además, en su interior deberá existir un conductor por razones de seguridad pues tendrá acceso a un volante y a los pedales de freno y aceleración, tomando el control del vehículo en el caso de que sea necesario. No obstante, con todas las pruebas realizadas durante los últimos meses en las que se ha utilizado el software presente en los Lexus RX450h –y en las que se recorrían unas 10.000 millas a la semana, es decir, unos 16.000 kilómetros-, actualmente sus coches tienen una experiencia equivalente a la de un conductor americano con de 75 años al volante.

El principal objetivo de esta nueva fase es la de conocer cómo la comunidad percibe e interactúa con estos vehículos, descubriendo nuevos desafíos que sean únicos para un coche totalmente autónomo, por ejemplo, cuándo debería parar si no es capaz de hacerlo porque el destino se encuentre en obras o exista congestión de tráfico. En definitiva, realizarán más pruebas piloto para aprender cómo los usuarios querrían utilizar los vehículos y así, mejorar su funcionamiento y rendimiento.

Un total de 11 accidentes son sus precedentes

Durante esta semana se conoció que los coches autónomos de Google se han visto envueltos en un total de 11 accidentes durante su fase de pruebas. No obstante, lo más curioso de estos es que, además de ser de leve gravedad, ninguno fue provocado por el propio coche, sino que otros conductores impactaron por detrás o se saltaron semáforos en rojo.

Todo ello demuestra que los algoritmos actuales utilizados por Google son realmente satisfactorios y muestran un futuro que, según parece, está muy próximo a llegar.

Normas
Entra en EL PAÍS