_
_
_
_
Otros 20.700 millones se encuentran en cuentas bancarias

Los españoles tienen títulos y fondos por 91.700 millones en en el extranjero

Fueron las incongruencias en la amnistía fiscal de 2012 y el modelo 720 de Rodrigo Rato lo que originó la investigación

El director de la Agencia Tributaria, Santiago menéndez.
El director de la Agencia Tributaria, Santiago menéndez. Pablo Monge

Desde que entró en vigor en 2013 la obligación de declarar los bienes en el extranjero, los contribuyentes españoles han reconocido ante la Agencia Tributaria tener más de 124.000 millones en el exterior, cifra que equivale al 12% del PIB. La mayor parte de ese dinero, 91.700 millones, se encuentra invertido en fondos, seguros y acciones. Otros 11.000 millones corresponde al valor de inmuebles que los españoles poseen en otros países y 21.600 millones se encuentran en cuentas bancarias situadas en el extranjero.

Los datos, facilitados ayer por el Ministerio de Hacienda a través de un comunicado, corresponden a la explotación estadística del llamado modelo 720, que los contribuyentes con bienes en el exterior que superan los 50.000 euros deben entregar en el primer trimestre de cada año. Hasta la fecha, se ha presentado la declaración por los ejercicios 2012, 2013 y 2014. En el primer año, 135.000 españoles declararon 89.448 millones, cuya desagregación es la siguiente: 45.689 millones en acciones, 17.194 millones en fondos, 14.912 millones en cuentas bancarias, 9.181 millones en inmuebles y 2.472 millones en seguros y rentas vitalicias.

El número de declaraciones en los años siguientes se redujo sensiblemente. Otros 20.700 millones se encuentran en cuentas bancarias  Ello es así porque el contribuyente que informa de bienes en el extranjero no debe volver a hacerlo, salvo que su patrimonio en el exterior se haya incrementado en 20.000 euros o se haya extinguido por la venta o por la repatriación a España.

La Agencia Tributaria asegura que la información derivada de la declaración de bienes en el extranjero es muy relevante y útil en la lucha contra el fraude fiscal. Fueron las incongruencias en la amnistía fiscal de 2012 y el modelo 720 de Rodrigo Rato lo que originó la investigación y las acusaciones por blanqueo y delito fiscal contra el exvicepresidente del Gobierno.

El modelo 720 es una declaración meramente informativa, sin embargo, las consecuencias por no presentarla o hacerlo de forma incorrecta son muy duras.En primer lugar, por cada dato omitido se impone una sanción de 5.000 euros y con un mínimo de 10.000 euros. Además, Hacienda entiende que los bienes de los que no se ha informado se adquirieron con renta no declarada y los imputa en el último ejercicio entre los no prescritos como una ganancia patrimonial no justificada. Ello equivale a una suerte de imprescriptibilidad.

La Comisión Europea está investigando si el régimen sancionador se adecúa al ordenamiento comunitario. De hecho, las sanciones por no declarar bienes en el exterior probablemente superan los bienes ubicados en el exterior. Ello es así porque la imputación como ganancia patrimonial no justificada implica pagar un tipo que se mueve en torno al 50% y, sobre este importe, se aplica una sanción del 150%.

Para evitar la multa, el contribuyente debe demostrar que los bienes o productos financieros en el extranjero se adquirieronmediante renta declarada. Actualmente, Hacienda está investigando a 7.000 contribuyentes sobre los que existe la sospecha de que no presentaron la declaración 720 o lo hicieron de forma incorrecta.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_