Aena ha anunciado la conexión gratuita en sus instalaciones

Cuánto cuesta el wifi en los principales aeropuertos del mundo

Las tárifas de Barajas y El Prat son más caras que las de París, Chigago o Dubai

Atlanta, Tokio y Pekín ofrecen red inalámbrica gratuita

Varias personas atraviesan la T4 del Aeropuerto Madrid Barajas.
Varias personas atraviesan la T4 del Aeropuerto Madrid Barajas. EFE

Aena acaba de anunciar que, antes de que 2015 finalice, los pasajeros y sus acompañantes disfrutarán en los aeropuertos de acceso gratuito e ilimitado a Internet mediante red inalámbrica. La conexión prevista multiplicará por cuatro la velocidad existente en los 46 aeródromos y dos helipuertos que la compañía gestiona en España.

Mientras eso llega, estos son los servicios y tarifas de wifi que ofrecen los nueve principales aeródromos del mundo, en función del tránsito por número de pasajeros y vuelos internacionales y nacionales, según la clasificación publicada en septiembre de 2014 por el Consejo Internacional de Aeropuertos. El Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat salen, por ahora, perdiendo cuando se les compara con ellos.

En el aeropuerto de la capital son gratis los primeros 30 minutos de acceso inalámbrico a Internet. Una vez que este tiempo se ha agotado el viajero, informa Aena, dispone de tres modalidades de acceso al wifi, todas ellas lineales. Es decir, que el cliente puede conectarse y desconectarse tantas veces como desee dentro del tiempo contratado. Los 30 minutos cuestan cinco euros; la hora, 7,5 y las 24 horas, 15. A estos precios hay que sumarles impuestos.

La compañía privada KubiWireless se encarga de ofrecer la conexión a internet en el aeropuerto de la ciudad condal, en cuya página web puede leerse que para disfrutar de los primeros quince minutos no hace falta desembolsar ninguna cantidad.

A partir de ahí, la opción es apuntarse al servicio Premium o contratar datos móviles. Las tarifas van desde los 7,5 euros por 45 minutos hasta los 70 euros por un mes. Además del modo lineal, la empresa cuenta con un servicio consumible minuto a minuto, en los que el tiempo contratado se puede utilizar de forma discontinua en fracciones mínimas de un minuto.

El aeropuerto de la ciudad estadounidense de Atlanta es el primero del mundo en tráfico de pasajeros (94 millones en 2013) y vuelos nacionales e internacionales. Lejos de querer hacer negocio con la conexión inalámbrica a internet, el Hartsfield-Jackson la ofrece gratis desde junio de 2014.

Tampoco han de pagar nada aquellos viajeros que despeguen o aterricen desde la capital de China. Hace dos años pasaron por el aeropuerto de Pekín 83 millones de pasajeros.

El tercer aeródromo de la lista, el de Heathrow (72 millones de viajeros), ofrece wifi gratis durante las primeras cuatro horas, las cuales comienza a correr en el momento en el que el usuario se registra. En la pantalla de bienvenida se muestra cantidad de tiempo que queda por consumir.

Una vez agotadas estas cuatro horas, el principal aeropuerto de Londres da la opción de unirse al programa de fidelidad Heathrow Rewards, si se quiere disponer de otras cuatro horas gratuitas. Si no es el caso, siempre cabe pagar con tarjeta o con PayPal los precios establecidos. Una hora cuesta unos cuatro euros; tres horas, unos siete; veinticuatro horas, unos trece; y el abono anual, unos 181 euros.

El Narita Airport de Tokio, que recibió 68 millones de pasajeros en 2013, cuenta con dos sistemas para que los viajeros puedan acceder a internet mediante red inalámbrica. Uno de pago y otro gratuito.

Aquellos clientes con ordenadores compatibles con LAN inalámbrica y que deseen trabajar con medidas de seguridad, como la clave WEP, pueden hacer uso de una red virtual privada (VPN) o de los puntos de wifi de cobro. La página web del Narita no muestra las tarifas de estos. Para todos aquellos usuarios que no necesiten o no den importancia a una mayor seguridad, existe una conexión inalámbrica gratuita en las terminales 1 y 2 y en las zonas de embarque.

En el aeródromo de Chicago (66 millones de pasajeros) el wifi está disponible en la mayor parte de las áreas públicas, antes y después de pasar el control de seguridad. Los primeros 20 minutos son gratis. Para aquellos viajeros que querían utilizarlo durante más tiempo, la empresa Boingo ofrece un bono de 24 horas por seis euros. Este puede usarse en otros lugares de Estados Unidos en los que la compañía provee de red inalámbrica.

El servicio wifi T-Mobile HotSpot de la operadora T-Mobile está disponible gratuitamente en el aeropuerto de Los Ángeles (66 millones) para los abonados a esta compañía. Aquellos que no lo estén habrán de pagar unos cincos euros por la primera hora y unos 0,091 céntimos por minuto a partir de la segunda. Además, cabe la posibilidad de contratar un pase de 24 horas por unos nueve euros, el cual puede ser usado en cualquier lugar con conexión de T-Mobile.

Los viajeros del Dubái International (66 millones) reciben 30 minutos de conexión inalámbrica gratuita. Los usuarios que quieran un mayor tiempo de wifi han de pagar 4,97 € por hora para los dispositivos móviles o 7,46 € por día para los ordenadores portátiles. Otra opción es apuntarse al programa mundial de la operadora Boingo que posee más de un millón de puntos de acceso en todo el mundo por 12,45 € por mes.

El Charles de Gaulle en Paris (62 millones de pasajeros en 2013) cuenta con wifi gratis. Oferta también un sistema de pago para aquellos que busquen más rapidez y poder navegar sin interrupciones ni anuncios. Dos son las formas de suscripción. La primera con una velocidad ocho veces mayor que la conexión gratuita cuesta 2,90 euros los 20 minutos y 5,90 la hora. La segunda, veinte veces más veloz, tiene un precio de 9,90 el día y permite conectar hasta cinco dispositivos.

El último de los aeropuertos de esta clasificación, el de Dallas en Estados Unidos, tuvo un tráfico de pasajeros de 60 millones en 2013. Sus usuarios pueden acceder a wifi gratis, si aceptan ver anuncios. Un comercial de 30 segundos da derecho a 40 minutos de uso de la red.

Normas