Junta de accionistas de Gas Natural

Gabarró: “Lo de las puertas giratorias es una estupidez”

El presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró (i), y el consejero delegado, Rafael Villaseca, posan minutos antes de la Junta General de Accionistas
El presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró (i), y el consejero delegado, Rafael Villaseca, posan minutos antes de la Junta General de Accionistas EFE

El presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, ha hecho una defensa encendida de la presencia de los políticos en los consejos de administración durante la rueda de prensa previa a la junta general que se celebra esta mañana en Barcelona. “Me sabe muy mal que Felipe González se vaya del consejo, al que ha aportado sus conocimientos internacionales”, señaló tras ser preguntado por la salida del expresidente del Gobierno Felipe González que se acaba de materializar. A cambio, se incorpora al consejo la exministra Cristina Garmendia.

La Caixa quiere seguir siendo el socio de referencia de Gas Natural

Gabarró incidió en sus polémicas declaraciones al declarar que “lo de las puertas giratorias me parece una estupidez” y defendió que los políticos puedan seguir trabajando tras dejar sus cargos políticos puedan seguir trabajando. El presidente del grupo energético dijo no estar preocupado por las críticas de la sociedad a este tipo de fichajes: “Si me preocupase mal iríamos” y añadió que si la cuestión “crea alarma social, debemos luchar para que esto cambie”.

Para Gabarró, la incorporación como dominical del presidente de Caixabank, Isidro Fainé, al consejo en sustitución de Juan María Nin, “es una demostración de que la entidad quiere seguir siendo el socio de referencia de Gas Natural”.

Pide el cierre de las minas no rentables

Gabarró ha asegurado además que la compañía “cree en el carbón”. Pero, a continuación, se ha mostrado partidario de cerrar las minas de interior y que se mantengan solo las de cielo abierto. “No es razonable mantener las que no sean rentables”.

En este sentido, el consejero delegado, Rafael Villaseca, negó que Gas Natural esté boicoteando una solución para la minería del carbón y pidió que el mecanismo de incentivo propuesto por el Ministerio de Industria se tramite según la regulación europea de ayudas de Estado, “con todas las garantías jurídicas. Que se estudien en detalle para comprobar “si se justifica comprar carbón más caro”.

Incentivos a las renovables

Otro tanto opinó sobre los incentivos y primas a las renovables (a las que Bruselas ha abierto otro un procedimiento) y a los pagos por capacidad que reciben también otro tipo de energías, como las térmicas. “Nos parece estupendo que Bruselas investigue” y que “profundice para saber a qué reglas atenernos”.

Nos parece estupendo que Bruselas investigue los incentivos a las renovables

Villaseca consideró “una idea muy interesante” la creación de un nuevo mercado secundario del gas y negó que su compañía se hubiese opuesto a él. “Nunca hemos estado en desacuerdo con el hub” y se mostró dispuesto a apoyar la iniciativa. Eso sí, respecto al efecto que tendrá sobre los precios del gas, recordó “que no es más que un mercado secundario, no primario”, que resolverá los desbalances del mercado.

Respecto a la situación económica, Salvador Gabarró, consideró que pese las previsiones de “un espectacular crecimiento”, en torno al 3% este año, no se puede dar por terminada la crisis mientras se mantenga tan altos niveles de desempleo. Reiteró como en otras ocasiones que empresas, bancos y Gobierno “han hecho los deberes, y que “vamos en buena dirección”. Concretamente, la demanda de energía comienza a recuperarse claramente tras años de caída. La del gas, que se había derrumbado un 33% desde 2008, ha crecido un 6,6% en el primer trimestre y la de electricidad, en un 2,5%, de la mano de la industria.

Reforma energética

Gabrró considera que no se puede dar por terminada la crisis mientras se mantenga tan altos niveles de desempleo

El presidente de Gas Natural hizo referencia a “la dolorosa reforma eléctrica”, gracias a la cual se “ha absorbido el déficit de tarifa” y ha devuelto estabilidad regulatoria al mercado español. Y calificó de “más sencilla” la del gas que el Gobierno aprobó el año pasado. El impacto de todas ellas ha sido 683 millones de euros el año pasado y de 1.350 millones desde 2012.

Tras la adquisición en 2004 de la chilena CGE, la compañía augura que a finales de este año más de la mitad de su ebitda procederá de sus negocios fuera de España.

En cuanto a la subasta eólica anunciada por Industria, Villaseca confió en que pueda dar un impulso a los proyectos paralizados por la moratoria renovable de 2012, especialmente los de Cataluña.

La junta de accionistas ha aprobado un dividendo de 0,908 euros por acción (909 millones en total), que incluye el pagado a cuenta en enero (0,397 euros) y el complementario (0,511 euros) a pagar el 1 de julio. Con ello, el payo ut se sitúa en 62,1% y una rentabilidad del 4,4%.

Normas