La innovación tecnológica es clave

El comercio minorista salta al mundo online

Las ventas de ecomerce alcanzarán este año los 15.000 millones de euros

El comercio minorista salta al mundo online

La crisis económica y la irrupción de las grandes superficies han lastrado al comercio minorista. El sector es hoy menos competitivo y se enfrenta a grandes desafíos ante la proliferación de tiendas online y unos patrones de consumo cambiantes. 

Los comerciantes se reinventan, sin embargo, y aprovechan la penetración tecnológica para adaptar su modelo empresarial a las necesidades del mercado. El negocio se muda así al entorno digital, debido al crecimiento del comercio electrónico en España.

La facturación de las compras de productos y servicios en internet alcanza los 12.731 millones de euros, según el último dato que recoge la CNMC, y el sector calcula que este año llegará a los 15.000 millones, con un crecimiento en torno al 20%. Solo en España, el volumen del negocio representa el 42,3%.

Agencias de viajes, operadores turísticos, transporte aéreo y terrestre, marketing directo, moda y entretenimiento son algunos de los sectores líderes por ingresos. Aunque otros negocios, como la venta de muebles y la cosmética, han dado el salto y triunfan tras vencer las reticencias de los compradores y los propios dueños.

Es el caso de Confort Online, una tienda de mobiliario que ha convertido internet en su tabla de salvación. La empresa, conocida en el medio físico como Muebles López, ha trasladado a su espacio virtual la exposición, catálogos y colección de sus sofás, canapés, cama y muebles auxiliares para satisfacer las necesidad de sus clientes a nivel global.

“Hace poco era improbable que una persona comprara ciertos artículos online. Querían ver cómo eran, probarlos y comprobar si se ajustaban a sus necesidades. La moda abrió el camino y, gracias a la rapidez, comodidad y facilidad de devolución de las compras virtuales, la adquisición de estos productos es habitual”, explica Marc Schillaci, CEO de Oxatis, una empresa de soluciones de gestión de tiendas electrónicas, con 10.500 clientes en cuatro países.

Rafael Pagano, director de marketing de Oxatis. pulsa en la foto
Rafael Pagano, director de marketing de Oxatis.

El ajuste en su modelo de negocio implicó la incorporación de innovaciones tecnológicas, que incrementaron un 41% las ventas, según la tienda. El software elegido fue el modelo Saas de gestión de marketplace de Oxatis.

Las plataformas Saas (software as a service) son de fácil manejo e idóneas para proyectos que recién empiezan, con cierto crecimiento inicial. Requiere pocos conocimientos técnicos, se paga por uso, lo que se reduce costes y riesgos de inversión, y la empresa proveedora se encarga del mantenimiento de los sistemas y la tecnología, según el libro blanco de comercio electrónico de la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital).

En este modelo los contenidos se alojan, no obstante, en servidores externos, hay que solicitar al proveedor las modificaciones en las funcionalidades y no es recomendable para proyectos con mayor escalabilidad y alto crecimiento. En ese caso, para grandes tiendas y planes ambiciosos, Adigital recomienda soluciones a medida o de códigos abiertos (open source) por la flexibilidad y seguridad que supone al implementarlos dentro de la compañía. 

Desde Oxatis, garantizan al 100% la fiabilidad del alojamiento, el desarrollo técnico, como el diseño, soporte, optimización en buscadores (SEO) y redes sociales, y ofrecen asesoría personalizada para los clientes y actualizaciones semanales de los programas informáticos, indica Raphael Pagano, director de marketing. Así, el comerciante solo tiene que centrarse en su objetivo de ventas, subraya. 

El cambio se ha producido también en el sector de la cosmética, bienestar y belleza. Los comerciantes tradicionales han superado los desafíos en cuanto a la presentación de los tonos, texturas y acabados de sus productos. “La cosmética es muy competitiva. A menudo, los clientes necesitan información para la decisión de compra. Esa ha sido nuestra estrategia, aportar contenido relevante respecto de la eficacia del producto, para que adquieran nuestra marca y poder desmarcarnos de la competencia”, señala Yolanda Quintana, propietaria de JP&Y.

“Es imprescindible establecer varios canales de comunicación con el cliente y que funcionen. De ahí que es necesario contar con una solución que proporcione herramientas multicanal”, añade Shillaci.

Consumidor multiplataforma

Pantallazo de la página electrónica de la tienda Confort.
Pantallazo de la página electrónica de la tienda Confort.

Un diseño atractivo, que impacte al consumidor y transmita emociones, así como productos y servicios personalizados son los elementos a tomar en cuenta en el desarrollo de negocios digitales, recomienda Guillermo de Haro, experto en el sector.

Además, advierte del consumo multiplaforma y la necesidad de que los comercios adapten su web a los diferentes dispositivos de navegación de los usuarios. Por ejemplo, el 65% de las búsquedas de información comienza por el móvil, pero un 60% continúa a través del ordenador y el 4%, por la tableta, según un estudio de Google. O bien, inicia una compra por el móvil (65%), continúa por el ordenador (61%) y culminan en la tableta (4%). El informe incluye también datos del comportamiento en la navegación, planificación de viajes, gestión de finanzas, redes sociales o consumos de vídeo.

Esto significa que el límite entre el online y el offline está cada vez más difuminado, por lo que la disponibilidad de productos, servicios y la experiencia del usuario debe ser coherente en ambos entornos. El 41% de los usuarios compra en internet y hace la devolución en la tienda; el 39% compra online y recoge el producto en la tienda y solo el 15% de los sitios web permiten consultar la disponibilidad de un producto en tienda, según datos de IAB España.

Es importante también la inclusión de todos los medios de pagos posibles. Aunque en España los más utilizados son las tarjetas de crédito y transferencias, el pequeño comercio debe acomodarse a lo que viene: pagos con el móvil o monedas virtuales, como el bitcoin. Sin dejar a un lado el tema de la seguridad, la gran tarea pendiente.

Normas
Entra en El País para participar