La CNMV se opone pero lo deja en manos del juez

El 10% de los fondos de Banco Madrid, en riesgo de ir al concurso

La CNMV admite que el grueso de los fondos de inversión y Sicav de Banco Madrid se traspasen ya a Cecabank y que los 150 millones que hay en liquidez lo hagan más adelante o pasen a liquidación.

Fachada del Banco Madrid, filial del banco andorrano Banca Privada d'Andorra (BPA).
Fachada del Banco Madrid, filial del banco andorrano Banca Privada d'Andorra (BPA). EFE

El bloqueo que desde el pasado 16 de marzo pesa sobre 1.600 millones de euros en fondos de inversión y Sicav de 15.000 clientes de la gestora de Banco Madrid está a punto de resolverse con su traspaso a Cecabank como nueva depositaria.

Sin embargo, tal y como defienden los administradores concursales de Banco Madrid y en contra del criterio de la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV), el traspaso podría no incluir los 150 millones de euros de estas instituciones de inversión colectiva (ICC) que están consignados como liquidez en una cuenta de Banco Madrid.

Un patrimonio que, por primera vez, el organismo regulador del mercado admite que podría acabar formando parte de la masa concursal de la entidad en liquidación si así lo decide el juez.

“En opinión de la CNMV todos los activos de las ICC son segregables y, por tanto deberían traspasarse en su totalidad al nuevo depositario”, defendía la institución en un comunicado la noche del lunes asumiendo eso sí que si en el proceso “parte del patrimonio de las IIC no fuese entregado por parte de los administradores concursales” podría facilitar una recuperación parcial hasta ver qué ocurre con el resto.

Es decir, que en un primer momento se traspasarían a Cecabank los cerca de 1.450 millones de euros que permanecen invertidos para que sus partícipes puedan comenzar a operar con ellos mientras que se abrirían dos opciones para los 150 millones restantes que hay en liquidez.

Según la CNMV los clientes recibirían estos fondos más tarde, de alcanzarse un acuerdo en este sentido con la administración concursal, “o, en su caso, el importe resultante de la liquidación de Banco Madrid”, es decir, lo que logren obtener como acreedores en el concurso.

Admitir esta vía abre la puerta a que el organismo que preside Elvira Rodríguez cumpla con el calendario previsto y garantice el traspaso del grueso de este patrimonio antes del viernes para seguir peleando por recuperar ese 10% restante en el futuro.Una batalla que le será difícil ganar, según fuentes conocedoras del proceso.

Aunque la CNMV esgrime la ley del mercado de valores, que recoge que los fondos y Sicav no forman parte del balance de las entidades y por tanto “no formarían parte de la masa de activos que estarán a disposición de los acreedores del banco resultantes de la liquidación del mismo”, los administradores responden con la ley concursal y la convicción de que una cuenta con liquidez no cuenta con la protección que las instituciones de inversión colectiva. La CNMV, ya resignada, asume que “corresponderá al juez del concurso pronunciarse”.

Aunque la gestora contaba con cierta posición de liquidez como parte de su operativa, se da la paradoja de que los principales afectados serían los fondos en los que más clientes pidieron el reembolso de su dinero pero no pudieron rescatarlo antes del bloqueo. Ese dinero, en poder de la gestora, quedaría ahora sujeto al concurso.

Fuentes del sector indican, con todo, que dada la fuerte capitalización de Banco Madrid no es descartable que, con el tiempo, recuperen todo su dinero.

La viabilidad de Interdin queda aniquilada

La mayoría de los casi 6.000 clientes de Interdin recuperarán todo su dinero, pues contaban con menos de 100.000 euros, el importe asegurado por el Fondo de Garantía de Inversiones (Fogain). Hay, sin embargo, 14 clientes que tienen más dinero, según varias fuentes conocedoras de la situación del bróker. Estos tendrán que acudir al concurso de acreedores de Interdin. La CNMV ha tratado de imponer su criterio: que el dinero de la cuenta del bróker en Banco Madrid pertenece a los clientes. A juicio del supervisor que preside Elvira Rodríguez los saldos individualizados deberían haber sido repuestos por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Así se hubiera permitido que Interdin continuara con su actividad. La opción de detonar la actuación del Fogain por parte de la CNMV, que se ha amparado en “la imposibilidad material de reembolsar la totalidad del efectivo”, ha sido la fórmula más sencilla de que los clientes recuperen el dinero, ante la oposición de los administradores concursales de Banco Madrid, convencidos de que no había alternativa al no poderse segregar los titulares. Fuentes conocedoras del proceso revelan que Interdin tratará de mantenerse en la actual situación de preconcurso hasta que hayan pasado los cuatro meses de rigor. Solo entonces se declarará en concurso. Y es que este supondría ciertos obstáculos para los clientes que quieran recuperar su dinero a través del Fogain. El soporte tecnológico de Interdin.com –el elemento diferencial del bróker– era proporcionado por una empresa externa, de forma que los administradores concursales no encontrarán nada de valor en la liquidación de la firma, salvo los clientes. Mientras tanto, el Fogain ha reforzado su plantilla de manera inmediata para hacer frente a la avalancha de peticiones de devoluciones de dinero por parte de los clientes.

Normas