Sus ventas suben un 14% pese a la menor producción de petróleo

Tubacex gana nueve millones tras comprar la italiana IBF

El consejero delegado de Tubacex, Jesús Esmorís, ha destacado la importancia de los resultados obtenidos en un mercado que sigue siendo desfavorable

Instalaciones de Tubacex en Álava
Instalaciones de Tubacex en Álava

La empresa vasca Tubacex, especializada en la fabricación de tubos sin soldadura en acero inoxidable, ha obtenido en el primer trimestre de 2015 un beneficio antes de impuestos de 9,36 millones de euros, lo que supone un incremento del 22,8% con respecto al logrado entre enero y marzo de 2014.

Según la información remitida hoy por el primer fabricante mundial de tubos sin soldadura a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la cifra de ventas consolidada en los tres primeros meses de este año se ha situado en 159,76 millones de euros, un 13,9% por encima de la alcanzada en el primer trimestre de 2014, y ello a pesar de la reducción de las inversiones en el sector de extracción y producción de petróleo.

Se trata de los primeros resultados en los que Tubacex incluye a la compañía italiana IBF y cuya consolidación ha contribuido, según una nota difundida por la compañía, a posicionar de manera diferencial al grupo.

El consejero delegado de Tubacex, Jesús Esmorís, ha destacado la importancia de estos resultados obtenidos en un mercado que sigue siendo desfavorable y que demuestran que el cambio iniciado con el nuevo plan estratégico de la empresa está dando sus “frutos” y que la compañía se encuentra “en una mejor situación para afrontar un escenario tan adverso”.

La empresa confía en que los avances hechos en la primera fase del plan estratégico de la empresa permitirán “demostrar la solidez” del proyecto de Tubacex

El resultado bruto de explotación (ebitda) ha aumentado un 5,7% en este primer trimestre y alcanza los 17,48 millones de euros, frente a los 16,54 del mismo periodo de 2014, con un margen del ebitda sobre las ventas del 10,9%.

Este resultado responde a los esfuerzos del grupo por orientar su producción hacia materiales de gran valor añadido, así como el “alto grado de excelencia operacional alcanzada” y las medidas de “flexibilización y reducción de costes puestas en marcha con éxito desde finales del pasado año”.

El resultado operativo (ebit), que no tiene en cuenta los intereses e impuestos pagados por la empresa, ha sido de 10,44 millones, un 3,8% menos que en el mismo periodo de 2014.

Tubacex ha continuado con su política de control de capital circulante, que en el primer trimestre se ha situado en 248,8 millones de euros, lo que supone un 38,2% de las ventas.

De esta manera la empresa cumple el objetivo estratégico de mantener este ratio por debajo del 40%.

Además la deuda financiera neta ha alcanzado los 178,12 millones de euros, con un ratio sobre ebitda de 2,5 veces, también por debajo del objetivo estratégico de 3 veces.

Esmorís ha indicado que espera que el mercado de todo el ejercicio 2015 se mantenga con una incertidumbre alta en el mercado de proyectos, especialmente en el segmento de petróleo y gas, y una competencia creciente en el resto.

Sin embargo se ha mostrado confiado en que se trata de una situación coyuntural y que los avances hechos en la primera fase del plan estratégico de la empresa permitirán “demostrar la solidez” del proyecto de Tubacex.

Normas