Ha obtenido la calificación crediticia BBB-

Colonial emitirá bonos por 1.000 millones para abaratar su deuda

Controlada en un 24,4 % por el Grupo Villar Mir, los fondos se destinarán a amortizar anticipadamente el préstamo sindicado actual de 1.040 millones.

 José Bruguera, presidente de Inmobiliaria Colonial, en el centro.
José Bruguera, presidente de Inmobiliaria Colonial, en el centro.

La compañía barcelonesa Colonial tiene previsto estrenarse como emisor de deuda, por valor de algo más de 1.000 millones de euros. Ayer comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que ha obtenido el rating BBB- de Standard & Poor’s, con lo que según fuentes de la empresa, se ha convertido en la primera inmobiliaria española que logra el denominado investment grade, la máxima calificación, con la que pretende emitir las obligaciones simples.

Aprovechar la liquidez en el mercado

La compañía espera aprovechar la lluvia de liquidez en el mercado para emitir sus obligaciones simples, además del interés que está suscitando en inversores internacionales el hasta ahora deprimido mercado inmobiliario español.

El informe de Standard & Poor’s destaca como principales bases de la calificación BBB- el carácter prime (de la máxima calidad) de los activos inmobiliarios de la compañía, según fuentes de la empresa, y la estabilidad y de recorrido futuro de los mercados de oficinas prime de París, Madrid y Barcelona en los que opera.

Con esta operación, la inmobiliaria participada en un 24% por Grupo Villar Mir, busca refinanciar 1.040 millones de euros de deuda, el 40,5% del pasivo de la empresa, a un interés menor. El actual préstamo sindicado, cerrado el pasado año, se obtuvo a un tipo de 400 puntos básicos. Los directivos de la compañía creen que, debido a la liquidez en el mercado, puede conseguir mejores condiciones de refinanciación en la próxima emisión prevista de bonos.

La inmobiliaria presidida por José Brugera iniciará en los próximos días un road show con inversores internacionales por las principales plazas europeas.

La compañía ha elegido a los bancos Morgan Stanley, BBVA, Banco Sabadell, CaixaBank, Crédit Agricole, ING y JP Morgan como entidades contratadas para coordinar toda la operación financiera.

La empresa cuenta con autorización de la junta de accionistas para emitir deuda por 2.000 millones de euros en cinco años, pero los responsables no prevén alcanzar esa cifra, sino quedarse en el entorno del valor de su actual deuda. Colonial concretará el importe y el resto de términos y condiciones de la operación una vez concluya la fase de prospección de demanda.

La inmobiliaria se estrenará así en el mercado de capitales coincidiendo con la nueva estrategia de crecimiento que ha abordado tras culminar a comienzos del pasado año su plan de reestructuración, refinanciación y recapitalización, con el que recortó su deuda y abrió su capital a nuevos accionistas como Villar Mir.

Normas
Entra en El País para participar