A pesar del descenso, el margen de intermediación sigue subiendo

¿Pueden seguir ganando dinero los bancos con los tipos tan bajos?

¿Pueden seguir ganando dinero los bancos con los tipos tan bajos?

La banca es sin duda uno de los sectores claves del rally del IBEX 35 en los últimos meses. La ansiada recuperación se nota especialmente en los resultados de las entidades financieras tal y como hemos visto en los que se acaban de publicar correspondientes al primer trimestre de este año. Por ejemplo, Banco Santander ha elevado en un 42% el beneficio en nuestro país hasta los 352 millones. De todos los componentes del resultado, el margen de intereses –ganancia por la diferencia entre lo que gana por lo que presta y lo que entrega por los depósitos- alcanzó los 1.163 millones un 1,5% más que en el primer trimestre. Si nos vamos a un banco con prácticamente toda su actividad en España como Caixabank, con unas ganancias de 375 millones en estos tres meses, su margen de intereses se disparó un 14,6% hasta los 1.138 millones de euros. Estos dos ejemplos ilustran la situación general, en un entorno de continuo descenso de tipos de interés hasta mínimos históricos… ¿Podrán continuar los bancos ganando dinero con su negocio básico en los próximos meses?

La respuestas es que sí, pero no alargándolo mucho más en el tiempo. La razón de este crecimiento en los beneficios es que el ajuste en el precio de los productos ha sido asimétrico. A medida que el BCE bajaba tipos o implementaba alguna política que empujara el precio del dinero a la baja –como la recompra de Deuda- los bancos ajustaban rápidamente a la baja los depósitos y cuentas remuneradas mientras que las hipotecas y préstamos personales lo hacían más lentamente. Si hace un año el tipo medio de una hipoteca a 30 años era de 2,05% y el del un depósito a un año del 1,1%, les generaba un margen del 1,05%. En marzo del 2015 aunque los tipos de hipotecas están mucho más bajos al 1,7%, el de los depósitos a un año se ha desplomado hasta un 0,35%, el margen se ha elevado hasta el 1,25%.

Cómo se mantendrán los tipos

En el medio plazo, el problema está en que la coyuntura actual hará que estos márgenes se vayan estrechando, pero de forma lenta y sin deteriorar los resultados. Con un Euribor a 1 año ya por debajo del 0,17%, el ajuste en los tipos de depósitos aunque se seguirá produciendo cada vez será menor. En el lado contrario, si hay un gran margen para las hipotecas, con la mayoría de las mejores ofertas cercanas a Euribor + 1,50%, muy lejos de los tipos que se ofrecían antes de la crisis.

Buena parte de la recuperación se cimentará en préstamos más baratos –esa es la intención del BCE- pero los bancos aún con una morosidad elevada buscarán mantener tipos más altos de los que deberían con la situación actual. Estos serán especialmente en las operaciones que les conlleven más riesgo, como préstamos personales –por encima del 6%-, seguido de hipotecas y préstamos empresariales. Gracias a ello, el margen de intereses seguirá siendo una fuente principal en las ganancias de los bancos. Se estancará pero será compensando por la mayor concesión de préstamos, y desde luego, cuando suban los tipos en el medio plazo. No solo se recuperarán los depósitos también subirán lo que se paga por los préstamos.

Normas