Prevé hacer una ampliación de capital en Bolsa

Sygnis busca compras en EE UU y Europa

Cristina Garmendia, presidenta de Sygnis.
Cristina Garmendia, presidenta de Sygnis.

Con optimismo por el futuro esperanzador de la compañía, pero con cierto lamento por las barreras que se encuentran las empresas científicas en España. Ese es el resumen que hace Pilar de la Huerta, consejera delegada de Sygnis, sobre el horizonte de esta firma biotec.

La compañía hispanoalemana busca crecer durante este año a través de compras de biotecnológicas en EE UU, Reino Unido o Alemania, según Huerta. Respecto a compañías para adquirir en España, prácticamente lo da por descartado, ya que para los inversores europeos una empresa española es menos atractiva.

Sygnis tiene previsto hacer una ampliación de capital en la Bolsa de Fráncfort para financiar la operación de compra en el momento en el que se produzca a lo largo de 2015. “Buscamos empresas pequeñas que cuenten con un portfolio complementario al nuestro y ya hayan superado la fase de investigación y hayan empezado a vender”, señala Huerta. Aparte de las futuribles compras, el crecimiento de la compañía está llegando gracias al lanzamiento de sus primeros productos de investigación propia. Para finales de año espera contar con seis kits a la venta. “Nuestro objetivo es llegar a beneficios el año que viene”, afirma.

La cartera de Sygnis engloba, de momento, tres productos que permiten la amplificación y secuenciación del ADN, dirigidos a centros de investigación. Disponen de clientes en ocho países, como Canadá, Japón, Taiwán y otros en Europa. Además, este año la biotecnológica tiene la intención de comenzar a comercializar en EE UU a través de una red de distribución, aunque ya llegan a Norteamérica gracias a las ventas a través de su web.

La compañía hispanoalemana cuenta con una investigación 100% española. Sin embargo, los frutos han llegado gracias a los recursos financieros captados en Alemania. “No hay inversores españoles”, lamenta Huerta. La compañía nació con la denominación de XPol, dentro del grupo Genetrix fundado por la exministra de Ciencia Cristina Garmendia. En 2012 se fusionó con la alemana Sygnis y comenzó a cotizar en la Bolsa de Fráncfort.

Aun así, actualmente, los principales accionistas siguen siendo españoles. El 36% continúa en posesión de Genetrix, el 5% en manos de la familia Sabatés (que controla la compañía Eurofragance), y de los investigadores Luis Blanco y Margarita Salas, quienes disponen de participaciones minoritarias. El principal producto en la actualidad es TruePrime, que permite la amplificación de ADN del genoma completo partiendo de una única célula, además de kits para convertir ARN en ADN. Los principales competidores son las estadounidense General Electric y la alemana Qiagen, para un mercado aproximado de 120 millones de euros.

Huerta lamenta que, aparte de la falta de inversores privados en España, no existan subvenciones para empresas científicas. “En Alemania, las ayudas son a fondo perdido”, asegura. “Aquí no hay subvenciones. Solo créditos públicos con avales bancarios. Pero para poner mi casa como garantía ya están los bancos”.

Normas