La compañía cierra el primer trimestre con 19,6 millones de pérdidas

Indra cae un 7,7% tras suspender este año el pago de dividendos

El 8 de julio celebrará un Investor Day para comunicar sus líneas estratégicas.

Fachada de la sede de Indra, en Madrid.
Fachada de la sede de Indra, en Madrid.

La compañía tecnológica Indra no dio este lunes buenas noticias a sus accionistas y hoy martes el mercado la castiga con caídas de entorno al 9%.

La firma comunicó a la CNMV que, tras el cierre de 2014, en el que tuvo unas pérdidas de 92 millones, ha decidido no proponer a la junta general de accionistas la distribución de un dividendo con cargo a reservas. El anuncio coincide con un mal primer trimestre de 2015 para la empresa.

En este periodo, las ventas de Indra cayeron un 5%, hasta 702 millones, y la firma registró una pérdida neta de 19,6 millones frente al beneficio de 31,5 millones del mismo periodo de 2014. Su resultado neto recurrente negativo fue de 16 millones frente a los 36 millones de beneficio obtenido en el mismo trimestre del año anterior. La compañía, que achaca estos resultados a la estacionalidad del negocio ligado a los procesos electorales y los resultados negativos de Brasil, disparó su deuda un 22%, hasta 741 millones. En España, las ventas de la tecnológica subieron un 5%, lo que supone el tercer trimestre consecutivo de crecimiento, y ello debido al tirón de sectores como los de transporte y tráfico, seguridad y defensa y administraciones públicas. Por su parte, en Latinoamérica las ventas se elevaron un 1%.

El margen de ebit recurrente cayó 7,2 puntos porcentuales hasta el 0,5%, principalmente por los sobrecostes en proyectos específicos en Brasil, ligados a los servicios financieros y las administraciones públicas, y en Lituania (tráfico ferroviario). A ello se suma la estacionalidad del negocio de procesos electorales. Estos factores suponen 6,7 puntos porcentuales de la caída. La compañía que preside Fernando Abril-Martorell, precisó que ha puesto en marcha “medidas de gestión específica” para mejorar la rentabilidad de sus proyectos en Brasil.

INDRA 8,32 3,94%

Indra cerró el trimestre con una generación de caja negativa de 79 millones frente a los 21 millones en positivo del primer trimestre de 2014. La comparativa se vio afectada por los factores mencionados y por los cobros extraordinarios que se produjeron entre enero y marzo del pasado año, periodo en que la empresa se vio favorecida por el plan de regularización de pagos de las administraciones públicas españolas.

Indra, que ha puesto en marcha un nuevo esquema retributivo para la alta dirección y consejo “adaptado a estándares internacionales y al código de buen gobierno”, con mayor peso en retribución variable y en acciones, y más ligado a las métricas de flujo de caja libre, ebit y contratación, anunció que el 8 de julio celebrará un investor day, donde comunicará sus líneas estratégicas, los planes operativos y las indicaciones financieras a medio plazo.

Normas