El stock dura solo entre 12 y 18 meses

México lindo para el inmobiliario

Anida (BBVA), Lar, Acciona o Tinsa buscan negocio en el país americano

México lindo para el inmobiliario

"Presentamos en España una industria que no ha tenido colapso ni crisis. Un sector que se ha mantenido con crecimientos estables de precios y que puede ser un buen destino de inversión”. Esa es la presentación que hace Horacio Urbano, fundador de la consultora Centro Urbano y líder de la misión empresarial mexicana en el SIMA que concluye este domingo. El Salón Inmobiliario Internacional de Madrid ha contado este año con México como país invitado.

La misión mexicana ha llevado hasta Madrid a 40 empresas y 10 organizaciones públicas para contar las bondades de invertir en el ladrillo de aquel país. “Ofrecemos seguridad económica, ya que llevamos 20 años creciendo, en un mercado muy grande que necesita aún de mucha inversión inmobiliaria”, opina Urbano.

Algunas empresas españolas ya han comenzado a buscar la aventura mexicana. Muy relevantes es el papel de las entidades financieras, recuerda Jaime Alverde, presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, de promotores mexicanos: “Los principales bancos españoles están activos en el mercado, como BBVA y Santander”.

“Estas entidades ejercen como financiadores de los nuevos desarrollos y son líderes en el mercado hipotecario”, comenta, por su parte, Urbano.

Los proyectos

El presidente de los promotores explica que algunas inmobiliarias españolas desinvirtieron durante la crisis, pero que ahora han vuelto con impulsos renovados. En aquel mercado está presente también BBVA con su promotora Anida, que aterrizó en 2004. Tiene intereses en la promoción de viviendas, como las tres torres de Hares Select (en el Distrito Federal), en urbanizaciones o incluso en la venta de suelo.

Uno de las principales apuestas es la del Grupo Lar, que cuenta con promociones de obra nueva en los estados de Jalisco, Puebla y Nuevo León y en la ciudad de México y la zona turística de Cancún. Igualmente, OHL dispone de uno de los mayores proyectos urbanísticos de lujo de la Riviera Maya, el conocido como Mayakoba, con hoteles y viviendas. La inmobiliaria de Acciona, a su vez, desarrolla proyectos como el residencial de lujo Parque Reforma (en el D.F.) o Casa Playa Mar en Acapulco.

También otras empresas de servicios, como la sociedad de tasación Tinsa, han desembarcado en aquel país. “La rentabilidad del sector inmobiliario se encuentra entre el 8% y el 10% anual”, señala José Ángel Borbolla, director general de Tinsa en México. “Hay una gran demanda de vivienda en el país, porque la pirámide poblacional es muy distinta a la española. El 60% de la población está en edad productiva. Eso hace que el stock dure entre 12 y 18 meses”, cuenta.

El fundador de Centro Urbano explica que en México no ha habido burbuja inmobiliaria porque los precios se han mantenido estables. Borbolla, de Tinsa, explica que los precios han crecido a un ritmo superior en dos puntos a la inflación, situada en el entorno del 4%.

Otra de las claves que los expertos señalan es la liberalización del sector petrolero, que va a atraer nuevas inversiones a determinados polos industriales. “La reforma energética va a impulsar el crecimiento en el mercado de oficinas y también de nuevas viviendas para algunas zonas del país”, asegura Alverde. “Son necesarias inversiones en residencial, hotelero, oficinas, comercial... en todo”, añade Urbano, sobre todo en las grandes ciudades como el D. F., Guadalajara, Monterrey, además de Querétaro, que está atrayendo numerosas inversiones internacionales del sector del automóvil y que demandará “grandes parques logísticos”, afirma Urbano.

Normas