Un valenciano crea una agencia de viajes sólo para embarazadas

Los viajes oscilan entre 100 y 3.000 euros, según lo que quieran gastar los padres

Un valenciano crea una agencia de viajes sólo para embarazadas

Los viajes especializados para embarazadas aterrizan en España. El servicio es el resultado de una iniciativa del emprendedor valenciano Iván Lütolf que, a pesar de llevar cinco años en el negocio de la publicidad dirigida al mundo del bebé y las embarazadas, reconoce que "echaba en falta" un servicio que ofreciera a las futuras madres "escapadas románticas" antes del nacimiento de sus hijos.

Este emprendedor, en declaraciones a EFE, que el proyecto surge como consecuencia de la existencia de un nicho de mercado sin cubrir. Un tipo de turismo destinado a un colectivo concreto que en Estados Unidos se denomina babymoon y que en nuestro país acaba de nacer. El mismo, sostiene este empresario, "equivaldría a la luna de miel, pero dedicada al acontecimiento del embarazo".

En concreto, este tipo de viajes responde a los últimos caprichos que los futuros padres se dan antes de que nazca su hijo, pues como sostiene este empresario "la pareja se resiente muchas veces durante el embarazo y con esto se pretende cargar las pilas". Unos viajes que se suelen realizar durante el segundo semestre del embarazo, El viaje se suele realizar en el segundo trimestre del embarazo, "para máxima comodidad de la futura madre" y que proponen escapadas cortas.

Pormenores del babymoon

Pero, ¿cuáles son los servicios concretos que facilita esta agencia? ¿En qué se diferencian con otros paquetes turísticos? En concreto, estos viajes proponen realizar destinos cercanos, ofreciendo un "paquete exclusivo" que no se encuentra en hoteles, pues los organizadores de los mismos se encargan de preparar toda la escapada, desde masajes y menús para las embarazadas, hasta actividades para el padre.

Del mismo modo, también ofrecen la posibilidad de hacer un book fotográfico de recuerdo, así como sesiones de yoga para embarazadas, manicura y pedicura y un entrenador personal para el padre, sesiones de golf y masajes descontracturantes. Por el momento, la oferta de servicios es amplia y los clientes pueden acceder a un catálogo de posibilidades que abarca a los que se quieran gastar desde 100 euros hasta 3.000.

Normas