La operadora prevé un pequeño crecimiento de las ventas de móviles

Vodafone ataca el 4G con nuevos terminales de marca propia

La marca propia supone el 11,6% de sus ventas

Detalle de la fachada de una sede de Vodafone.
Detalle de la fachada de una sede de Vodafone. EFE

Nueva ofensiva de Vodafone en los dispositivos de marca propia Vodafone Smart. Esta vez con el objetivo de avanzar en el 4G. Así la empresa ha lanzado dos nuevos terminales que incluyen la opción de acceder al LTE.

La empresa ha lanzado el Vodafone Smart prime 6, con 4G y pantalla de cinco pulgadas, y fabricado por Alcatel. Además, ha lanzado el Vodafone Smart ultra 6, con pantalla de 5,5 pulgadas, tecnología LTE y fabricando por la china ZTE. Ambos incorporan el sistema operativo Android 5.0 lollipop.

Asimismo, ha sacado al mercado el Vodafone Smart first 6, con tecnología 3G HSPA+ y fabricado por Alcatel. De la misma forma, comercializará el tablet Vodafone TAB Prime 6, fabricado también por Alcatel.

Dentro de esta ofensiva, la operadora comercializará nuevos accesorios, que incluyen fundas y cascos.

Nuno Taveira, responsable de terminales de Vodafone España, defendió la relevancia de los dispositivos de marca propia, indicando que se han vendido más de cuatro millones de equipos desde 2007. "Suponen el 11,6% de los terminales que vendemos", dijo el ejecutivo, quien añadió que Vodafone ha lanzado ya 50 dispositivos con marca propia.

Tableta Vodafone tab prime 6
Tableta Vodafone tab prime 6

En relación al mercado, Taveira dijo que las ventas de móviles en 2015 permanecerán estables o bien crecerán "un poquito". El crecimiento no sería superior al 5%.

El ejecutivo señaló que el mercado español no recuperará las cifras de 22 millones de terminales vendidos al año, porque ya no hay políticas de subsidios. Taveira señaló que las ventas se estabilizarán entre los 14 y 15 millones de unidades vendidas al año.

En este sentido, el proceso de consolidación en el que estan envueltas las operadoras españolas podría frenar la actividad comercial. En la actualidad, las ventas de terminales a través de operadoras suponen en torno al 75% del total.

Normas