Se amplía el plazo para que los acreedores comuniquen su deuda

Banco Madrid ficha al exdirector general de Ahorro Corporación

Antonio Fernández se une al equipo ejecutivo de Banco Madrid y de su administración concursal.

Antonio Fernández.
Antonio Fernández.

Los administradores concursales de Banco Madrid han fichado al exdirector general de Ahorro Corporación Antonio Fernández como experto para la gestión de los activos financieros de dentro y fuera del balance de la firma en el proceso de liquidación en que se haya la entidad.

Fernández, que abandonó su cargo de primer ejecutivo en Ahorro Corporación el pasado enero, se incorporó hace un par de semanas tanto al equipo ejecutivo de la administración concursal como al de la propia entidad, informan fuentes conocedoras del proceso.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, y con máster en ADE por el IE y auditoria por ICJC, Fernández pasó 25 años en la firma de inversión creada por las cajas de ahorro, donde llegó a ser director general, primer ejecutivo, y presidente de todas las sociedades del grupo.

Una experiencia que la administración concursal de Banco Madrid, compuesta por Pedro Martín Molina (de Legal y Económico Administradores Concursales), Francisco Vera (de Data Concursal) y la Agencia Tributaria, pretende aprovechar ahora a la hora de abordar el traspaso de los fondos de inversión y Sicavs, aún pendiente, o el futuro de los activos financieros del grupo.

Plazo ampliado para los acreedores

Por otra parte, la administración concursal de la entidad ha decidido ampliar el plazo que se da a los acreedores de la entidad para comunicar la deuda que tienen pendiente y aspiran a recuperar en el proceso concursal.

Aunque el plazo acababa el 8 de mayo, los administradores han decidido ahora que la fecha límite sea “10 días antes” de que ellos concluyan su informe provisional, en el que se incluye ya el listado de acreedores.

El pazo para entregar dicho informe al juez culmina el 16 de mayo, con lo que, a priori, los acreedores contarían hasta entonces para dar parte de su situación. Con todo, dado que el número de acreedores supera el millar, los administradores tienen la potestad de pedir una prórroga para la entrega del informe.

Esta durará un máximo de cuatro meses desde el vencimiento del periodo actual, lo que podría suponer también que los acreedores ganen hasta tres meses y 20 días de plazo si los administradores decidieran agotar el tiempo total disponible.

Normas