Macsa ID, BTSA, Isaval y Gamma Solutions han sido admitidas por el programa de aceleración

Cuatro pymes españolas en la élite de la Bolsa de Londres

Al programa de la London Stock Exchange solo pueden acceder compañías que tengan un proyecto de expansión viable y motivación para realizar el cambio organizativo que requiere el acceso a oportunidades de financiación

Sede principal de BTSA en Alcalá de Henares. El laboratorio de biotecnología aplicada es una de las cuatro pymes españolas que han sido admitidas para participar en el programa Elite.
Sede principal de BTSA en Alcalá de Henares. El laboratorio de biotecnología aplicada es una de las cuatro pymes españolas que han sido admitidas para participar en el programa Elite.

Las cuatro pymes españolas que han sido admitidas para participar en Elite esperan que su paso por el programa de aceleración del crecimiento de la Bolsa de Londres les ayude a mejorar su gestión y llevar adelante sus proyectos de expansión internacional.

“Es una plataforma fantástica para darnos a conocer”, dice Ana Victoria Ugidos, presidenta ejecutiva del laboratorio de biotecnología BTSA, una de las cuatro empresas seleccionadas.

Las otras tres son el productor de software y máquinas de codificación y etiquetado Macsa ID, el fabricante de barnices y pinturas Isaval y el grupo de ingeniería en telecomunicaciones y energías renovables Gamma Solutions.

Las cuatro recibirán formación en diferentes áreas de gestión como gobierno corporativo, comunicación, planificación estratégica y financiera y financiación alternativa durante sesiones organizadas específicamente para este propósito por el Instituto de Empresa (IE) y otras escuelas de negocio internacionales.

El cuarteto español se unió a Elite, junto con otras 21 compañías de 13 países

Además, tendrán la oportunidad de entablar contactos con inversores privados, auditores, bufetes de abogados, bancos de inversión y otras empresas de toda Europa, a fin de que puedan ejecutar sus planes de crecimiento de la mejor manera posible y en el momento que estimen oportuno.

El cuarteto español se unió a Elite a finales de abril pasado, junto con otras 21 compañías de 13 países europeos: Alemania, Croacia, Eslovaquia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Israel, Polonia, Portugal, Rumanía y Suiza.

La Bolsa no precisó el total de empresas españolas que aplicaron al programa. “De momento tenemos las cuatro que ya se han incorporado, aunque hemos hablado con otras muchas de las que hay varias cuya adhesión estamos evaluando”, indicó en un mensaje electrónico un portavoz de la London Stock Exchange (LSE).

La convocatoria está abierta de forma permanente, por lo que nuevas empresas se pueden incorporar en cualquier momento.

Aunque Elite es organizado por LSE, sociedad operadora de las Bolsas de Londres y Milán –de hecho, el programa nació en Italia en 2012–, las empresas participantes no están obligadas a listar acciones en estos mercados, aunque el programa las prepara para afrontar una salida a Bolsa en la eventualidad de que más adelante consideren oportuno hacerlo.

“En un futuro sí nos gustaría cotizar y lo haríamos en la Bolsa de Londres porque el mercado secundario de Madrid es absolutamente irrelevante”, zanja Ugidos, de la biotecnológica BTSA.

Mientras que en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) de la Bolsa de Madrid cotizan 26 empresas, en el AIM, el mercado para pymes de la Bolsa de Londres, están listadas 1.002 compañías.

Red profesional

La parte formativa del programa dura dos años, durante los cuales las empresas deben abonar una cuota anual de 10.000 euros. Sin embargo, desde el primer momento forman parte de la comunidad de Elite, en la que a través de una página web tendrán acceso a los perfiles de todos los miembros.

Pinturas Isaval
Barriles de pinturas de Isaval en su fábrica de Valencia.

En ese sentido, la web funciona como una red profesional donde, a la manera de Linkedin, se puede ver el perfil público de cualquier miembro de la comunidad, pero no los datos de contacto, que son privados y a los que solo se puede acceder con permiso del usuario.

Las pymes pueden postular al programa por invitación de la LSE o por iniciativa propia. Para ser admitidas, deben presentar una solicitud junto con sus estados de cuenta auditados. La información es enviada a Milán, donde un comité de admisión evalúa las candidaturas. Según los organizadores, este proceso puede tardar entre una y dos semanas desde que el jurado recibe la solicitud.

“Hay una preselección”, explica el portavoz de LSE. “Admitimos empresas que tienen un crecimiento histórico y un proyecto de crecimiento viable, credibilidad de los gestores y motivación para llevar a cabo el cambio cultural, organizativo y de gestión que requiera el acceso a oportunidades de financiación a largo plazo”, añade.

La fuente aclara que no hay un cupo por país, “aunque sabemos que hay muchas empresas españolas ambiciosas que podrían beneficiarse de formar parte de esta comunidad”, asegura.

BTSA es un laboratorio de biotecnología aplicada, con sede principal en Alcalá de Henares, que produce vitamina E, Omega 3 y antioxidantes naturales para las industrias de alimentación, cosméticos y medicamentos.

Macsa ID es un grupo familiar con sede en Manresa que empezó en 1908 fabricando sellos de caucho y actualmente vende softwares y máquinas para la codificación y etiquetado de toda clase de productos, desde componentes de automoción y memorias de ordenador hasta frascos de champú y envolturas de chocolatinas.

Pinturas Isaval es también una empresa familiar. La compañía cumplirá 50 años en 2018 y aunque tiene su fábrica en Valencia, cuenta con seis delegaciones comerciales en España y una en Cuba. Además, tiene una filial en Perú en sociedad con una empresa local. La empresa fabrica pinturas y barnices para los sectores de decoración y construcción que vende a través de distribuidores, ferreterías y tiendas propias.

Gamma Solutions es una consultora madrileña creada en 2002 que presta servicios de ingeniería a los sectores de telecomunicaciones y energías renovables en Estados Unidos, Reino Unido, Sudáfrica y toda Latinoamérica, donde acaba de abrir filiales en México y Colombia.

Desde su lanzamiento en 2012, un total de 217 empresas han entrado en el programa.

Normas