Desde España exportará a toda Europa

Un Actimel 100% español

Celebra el 20º aniversario del producto con este estreno

Desde Aldaya (Valencia) se producirá para toda Europa

Empaquetado del nuevo producto de Actimel, Provital.
Empaquetado del nuevo producto de Actimel, Provital.

Es un Actimel. Pero el sabor es distinto y desde luego no es para todos los públicos. El gigante de los lácteos francés Danone presentó ayer su nuevo producto. Una variante de su marca bebible que ha sido ideada y producida 100% en España.

El lanzamiento, que desde hoy estará disponible en las tiendas de toda España, coincide con la celebración del vigésimo aniversario de la llegada de Actimel al mercado. El nuevo producto, comercializado bajo el nombre de Provital, cambia el color del envase, ahora es dorado, e incluye ingredientes.

Envasado del nuevo Actimel.
Envasado del nuevo Actimel.

Al ya famoso L Casei se une ahora el ginseng que ha sido importado desde Asia, según explica. Joao Paulo Andurinha, director de I+D del grupo Danone. Esta innovación dentro de la familia de productos de la firma gala se ha realizado en el centro de investigación que tiene la compañía en Barcelona, el segundo más importante junto al de París. La empresa tiene una plantilla de 1.200 personas trabajando en el departamento, en el que invierte 200 millones al año.

“La innovación es parte del ADN de la marca”, explica Jerome Boesch consejero delegado de Danone. El directivo galo destaca la importancia de este lanzamiento para la compañía. Actimel cuenta con un 70% de cuota de mercado dentro de la leche fermentada y, según afirma Boesch, en España 6 millones de hogares consumen al año este producto y un millón y medio de españoles lo consume a diario. “Se trata de un producto consolidado”, explica el directivo galo.

Precisamente esta importante implementación de Actimel en España ha sido decisiva para que Danone eligiese el país para producir y exportar este producto desde Valencia. La producción se realiza íntegramente desde la fábrica de Aldaya, cerca de la capital levantina. “España es uno de los países más importantes para Danone”, explica Boesch. De aquí saldrá el producto para toda Europa. Para el futuro, y dependiendo de los resultados de la innovación, se extenderá a todo el mundo. Aunque al tratarse de un producto perecedero, Boesch considera difícil que se exporte a otros países extracomunitarios desde España.

El producto, en el que se ha trabajado durante un año antes de comenzar la producción con un equipo multidisciplinar de 10 personas, busca un nuevo público que el que ha tenido tradicionalmente Actimel. Ya no es para toda la familia sino que, como explica Boesch, está ideado para “un público adulto y activo”. La presencia del ginseng entre los ingredientes hace que no esté ya ideado para los niños. Danone ha invertido 3 millones de euros para el lanzamiento de este producto.

Boesch defiende que el éxito del producto irá acompañado por un aumento de plantilla de la fábrica de Valencia. Una planta de 50.000 metros cuadrados en la que trabajan 175 personas en la actualidad y que consume el 90% de la producción láctea de toda la Comunidad Valenciana. Debido a esta estrecha relación con la región, el directivo francés considera que el éxito del nuevo producto revertirá en la zona, aunque sin aventurarse a dar datos.

El consejero delegado del grupo defiende que desde hace un año ha comenzado a apreciar un “crecimiento regular” del consumo en España. Boesch entiende que ha habido un ajuste de precios en todo el mercado debido a la crisis. Sin embargo, no se aventura a definir si el final de las cuotas lácteas revertirá en un descenso aún mayor. La compañía facturó en España en torno a los 1.000 millones de euros.

El lanzamiento de Pro-Vital va acompañado de una importante campaña de comunicación por parte de la multinacional. Contará con la presencia del actor y humorista Dani Rovira (Ocho apellidos vascos), la cantante Ana Belén y el broker Josef Ajram. Además, la compañía francesa distribuirá en los próximos días un millón de unidades de prueba por toda España.

Boesch defiende, por último, que el producto “es difícil de copiar”, ya que el proceso de producción y los ingredientes hacen complicado que pueda ser reproducido. “Se tardará años hasta que llegue un producto similar”, comenta de forma velada sobre las marcas de distribuidor, conocidas como blancas. Además, señala que han recomendado a los supermercados que el paquete, que ahora es de cinco unidades, se venda al mismo precio que las líneas tradicionales.

Normas