JetBlue operará vuelos directos a partir del 3 de julio

Nueva York se planta en Cuba

Turistas abordan un autobús turístico en una calle de La Habana (Cuba).
Turistas abordan un autobús turístico en una calle de La Habana (Cuba). EFE

JetBlue ha anunciado vuelos directos chárter todos los viernes a partir del 3 de julio entre Nueva York y La Habana, tras el levantamiento de las restricciones en turismo en la isla del Caribe.

Nueva York cuenta con la segunda mayor comunidad cubana en Estados Unidos, tras Florida, con lo que el A320 de JetBlue dará servicio a 150 pasajeros por trayecto con un vuelo semanal.

Así, gracias al acuerdo alcanzado entre el alcalde de Nueva York, Andrew Cuomo, la aerolínea norteamericana, JetBlue, y la proveedora de transporte cubana, Cuba Travel Services (CTS), los viajeros pueden organizar su visita a la isla del Caribe.

En concreto, los vuelos con salida desde Nueva York serán a las 12.00 hora local, con llegada a las 15.30 hora local, mientras que el vuelo de vuelta será de 16.30 hora local, con llegada a la ciudad americana a las 20.00 hora local.

Cuomo calificó de “abrir la puerta a nuevas oportunidades económicas” las relaciones comerciales iniciadas, situando a la urbe estadounidense “al frente de la línea de nuevas perspectivas en Cuba” con beneficios para crear empleo y actividad económica.

Por su parte, el presidente y consejero ejecutivo de la aerolínea, Robin Hayes, agradeció al gobierno local la ayuda para el impulso de esta expansión de mercado.

JetBlue suma así un total de cinco vuelos semanales a Cuba, incluidos los vuelos desde Tampa y Fort Lauderdale.

EE UU aprueba licencias para los servicios de ferry a Cuba

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos aprobó el pasado martes licencias para el servicio comercial de ferry de pasajeros para cubrir la ruta marítima entre Estados Unidos y Cuba, tal y como confirmó a la agencia Reuters un funcionario estadounidense relacionado con las negociaciones.

Una de las licencias fue emitida a favor de Baja Ferries, parte de un grupo de transporte marítimo con operaciones de pasajeros y carga que incluyen servicios a la costa occidental de México, según un abogado que administró las solicitudes de licencias.

Los servicios de transbordadores entre Cuba y Estados Unidos fueron suspendidos a comienzos de la década de 1960, después de la revolución cubana que llevó a Fidel Castro al poder.

En diciembre, Estados Unidos y Cuba anunciaron planes para restaurar sus relaciones diplomáticas después de 54 años y desde entonces han sostenido negociaciones de alto nivel.

“Los barcos están listos para partir”, ha señalado Robert Muse, un abogado con sede en Washington que representa a Baja Ferries y se especializa en temas relacionados al embargo contra Cuba. “Este es un nuevo paso en el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos”, ha apostillado.

El funcionario de la Oficina de Control de Activos en el Extranjero (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro, que maneja las sanciones económicas y comerciales, no ha detallado cuántas licencias fueron aprobadas.

Normas
Entra en El País para participar