FCC Concesiones abriría su capital a medio plazo

FCC inicia por las concesiones el tanteo de alianzas con Carlos Slim

Sede central de FCC en Madrid.  Pablo Monge
Sede central de FCC en Madrid. / Pablo Monge

Cuando el magnate Carlos Slim decidió ser protagonista del reflotamiento de FCC, una de las buenas noticias era la entrada de un inversor dispuesto a buscar oportunidades de colaboración entre las divisiones de FCC y empresas como Carso, activas en los mercados de infraestructuras e inmobiliario en América Latina. Ambas partes han tanteado terrenos de interés común en los últimos meses y tienen diseñada una alianza en el terreno de las concesiones por si fuera necesario un importante empuje económico para la recién creada FCC Concesiones. Slim ya materializó con una opa su interés por Realia, participada de la que FCC retiró su intención de venta por iniciativa del que hoy es su primer accionista.

El consejero delegado, Juan Béjar, ficho hace un año a un antiguo colaborador en Cintra, Antonio de Santiago, quien fue consejero delegado de la autopista 407ETR de Toronto (Canadá). Su intención era, tal y como adelantó CincoDías, rearmar FCC Concesiones ante la decisión de desinvertir en la operadora de infraestructuras Globalvía (GVI). Esa misma FCC Concesiones, 100% en manos de FCC, cuenta con un ramillete de activos que el grupo no ha llegado a traspasar a GVI, pero su intención es ir a más especialmente en autopistas y la expansión de este tipo de empresas requiere músculo al tratarse de una actividad intensiva en capital, ya sea por la adquisición de concesiones maduras o por el arranque de las mismas desde la fase de diseño y construcción. El propio Slim podría convertirse en socio directo.

En el sector no faltan ejemplos sobre la apertura de concesionarias a nuevos partícipes para digerir inversiones: Abertis comparte la brasileña Arteris con Brookfield tras comprársela a OHL; Ferrovial se quedó con la gestión del aeropuerto de Heathrow, pero ha ido incorporando inversores; Sacyr colocó la mayoría de Itínere a Citi y vende parte del capital en los distintos activos de Sacyr Concesiones a inversores de perfil financiero, y así un largo etcétera.

Clasificada en Omán

FCC es la única española que ha pasado el corte técnico para construir el primer tramo del ferrocarril de Omán, proyecto valorado en unos 6.000 millones. Sus socios son la india Larsen & Toubro y la local Khalid bin Ahmed & Sons. La adjudicación se espera a finales de año.

Proyecto en reserva

El plan de FCC, según fuentes de toda solvencia, ha sido comentado con distintos bancos financiadores del grupo. De hecho, la dirección comparte buena parte de su estrategia con el pool de entidades que apoyó su refinanciación de deuda, por 4.500 millones, el año pasado. “En estos momentos FCC Concesiones es 100% de FCC y no se prevén modificaciones al respecto en el corto plazo”, se limitan a explicar fuentes oficiales de FCC.

Otras fuentes financieras explican que si la sociedad de concesiones precisara el respaldo de Slim, sería con la intención final de que FCC tuviera el control de la sociedad o de futuras concesiones.

La presencia de la compañía en las concesiones de infraestructuras viene de años atrás, siendo una de las principales promotoras del mundo a través de la sociedad GVI, creada de forma conjunta con Bankia. Con esta última concesionaria a la espera de ser traspasada al fondo soberano de Malasia Khazanah Nasional Berhad, a FCC le quedará una cesta de concesiones en muy diversos campos de negocio, como carreteras, hospitales y edificios de oficinas.

Algunos de esos activos son el World Trade Center y Ciudad de la Justicia de Barcelona; el Eix Transversal que atraviesa Cataluña de Este a Oeste (carretera C-25), en su tramo Cevera-Caldes de Malavella; el hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid), o el de Einniskillen en Irlanda. FCC Concesiones continúa bajo el paraguas de FCC Construcción a la espera de un mayor desarrollo.

Primer asalto por ampliar el metro de Panamá

El concurso por la segunda línea del metro de Ciudad de Panamá (Panamá), con FCC, ACS e Isolux compitiendo entre sí, está a punto de cubrir su primera fase relevante: la puntuación de las ofertas técnicas. La comisión evaluadora tiene hasta este viernes para entregar su dictamen el ministro para Asuntos del Canal y Metro, Roberto Roy. A continuación se pondrá fecha para la apertura de los sobres que contienen las propuestas económicas.

El grupo de expertos comenzó la supervisión de los proyectos en febrero y ha precisado una prórroga de 20 días para concluir su veredicto. La segunda línea de metro está presupuestada en unos 2.400 millones de dólares (2.143 millones de euros), aunque la cifra definitiva en que el Gobierno valora la infraestructura no se conocerá hasta el mismo día en que se hagan públicas las pujas de los distintos consorcios. Los sobres, con el presupuesto base de licitación y las ofertas, están depositados en una caja del Banco Nacional. El modelo calca el concurso de la ampliación del Canal de Panamá, ganada por Sacyr.

La adjudicataria tendrá 46 meses para construir, dotar el material rodante y poner en marcha la nueva línea. FCC repite alianza con Odebrecht, con la que ejecutó e inauguró hace un año la línea 1; ACS forma consorcio con ICA e Isolux está con China Railway y China Harbour.

Normas
Entra en El País para participar