Laura Lozano, fundadora de PartyLand en España

"Vendemos un millón de globos al año"

Laura Lozano.
Laura Lozano.

Su aventura empresarial comenzó hace más de una década, cuando buscaba adornos festivos para celebrar el bautizo de su primer hijo. Fue el momento en el que Laura Lozano, nacida en San Juan de Puerto Rico hace 38 años, comprobó que en España, al contrario de lo que sucede en la cultura estadounidense, no existía tradición de adornar las fiestas, ni las infantiles ni las de adultos, más allá que con unos pocos globos.

Esta empresaria estudió Biología y durante varios años trabajó en la industria farmacéutica. Fue en el periodo de su baja por maternidad cuando comenzó a pergeñar la idea de montar un negocio, “algo propio, que pudiera gestionar por mí misma, aunque no tenía claro en qué sector”, afirma. Encontró una oportunidad en la decoración de festejos. Cogió un año de excedencia en la empresa en la que trabajaba. “Sabía que si no lo hacía en el momento alguien iba a hacerlo. No tenía ningún conocimiento del sector y comencé a investigar”.

Así fue como encontró PartyLand, con sede en Filadelfia (Estados Unidos), sin franquicias en España. “Me puse en contacto con ellos porque tenía claro que era mejor hacerlo con una gran empresa que tuviera experiencia y un gran concepto más allá de una tienda de barrio”, señala Lozano. Así fue como PartyLand llegó a España a comienzos de 2005, con la idea de desarrollar una cadena de tiendas que sirvieran como el único punto de referencia para todas aquellas personas que preparan una fiesta o una celebración. En estos momentos, cuenta ya con 20 tiendas situadas en Madrid, Murcia, Alicante, Barcelona, La Coruña, Tudela, Pamplona, Málaga y Marbella. De estas, cuatro son en propiedad y el resto son franquicias, cuyo precio de apertura ronda los 120.000 euros. La facturación el año pasado fue de 3,5 millones de euros. Para este ejercicio está prevista la apertura de otras cinco tiendas.

“Han pasado diez años que avalan que hemos acertado con la idea de negocio”. Previamente había realizado un estudio de mercado sobre por qué no se vendían globos en España. “O era porque al español no le gustaban o porque no sabía que existían”. Finalmente, la segunda opción desveló la incógnita. El secreto, afirma Lozano, fue implementar una mezcla de ideas al estilo de las fiestas que se organizan en Estados Unidos y el gusto español. “En decoración de globos somos pioneros, vendemos un millón al año”, explica esta empresaria, que tiene registrado como marca el ramo de globos.

Reconoce que le costó abrir mercado porque “el español es más de gastar en comida, en bebida, en música, en elegir un sitio, que en adornos”, asegura. En una fiesta se destina de media un 15% del presupuesto la decoración. “En Estados Unidos es impensable que no haya ornamentación, porque lo principal es que se marque la diferencia y que el evento sea especial”.

En verano de 2005, apenas medio año después de iniciarse con PartyLand, supo que ya no volvería a la farmacéutica. La clave es la satisfacción que le da su actual trabajo. “Cada día es diferente, cada fiesta es distinta. Todo puede variar. La gran recompensa es que trabajo con productos y en un entorno de diversión, eso te recarga de alegría”.

La expansión de la empresa en España se produjo en plena crisis económica, “el crecimiento ha ido de año en año, sobre todo en el número de tiendas, aunque en algún momento hemos notado un descenso en el número de ventas”. Además, ofrecen un servicio de decoración y de organización de fiestas, como la del cumpleaños del hijo de Shakira y Piqué, o la de Cristiano Ronaldo.

Laura Lozano trabaja en un espacio menos vistoso que las tiendas que gestiona. Las paredes son en blanco y azul y la nota más alegre la ponen los ramilletes de globos que siempre la acompañan.

Normas