La operadora otorga más peso a su filial Telyco

Telefónica refuerza la distribución comercial propia con 51 tiendas de Teabla

Los puntos de venta están distribuidos por todo el territorio nacional

Tienda de Movistar.
Tienda de Movistar.

Golpe de efecto de Telefónica en la política comercial en el mercado español. Así, la operadora ha llegado a un acuerdo para que su filial de tiendas Telyco asuma el control de un total de 51 tiendas del distribuidor independiente Teabla. El acuerdo de transmisión de estos nuevos establecimientos se hizo efectivo el pasado 1 de mayo.

Las citadas tiendas se extienden por todo el territorio nacional, y se van a encuadrar en cada una de las distintas divisiones regionales establecidas por la operadora española.

De esta forma, nueve tiendas corresponden a la zona de Cataluña (seis a Barcelona, dos a Tarragona y una a Lérida); 18 a la zona Centro (10 a Madrid, y una a Toledo, Albacete, Ciudad Real, Soria, Burgos, León, Valladolid y Palencia); seis a la zona Este (tres a Baleares y una a Valencia, Alicante y Murcia); 13 a la zona Norte (tres a Zaragoza; dos a Asturias, Cantabria, y La Rioja; y una a Navarra, Orense, La Coruña y Guipúzcoa); y cinco a la zona Sur (una a Sevilla, Granada, Málaga, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife).

En términos laborales, ambas compañías implicadas acordaron una sucesión. Con el acuerdo, Telyco ha asumido la posición de los trabajadores de estas tiendas, que pasarán a formar parte de la plantilla de la filial de Telefónica, manteniendo las condiciones laborales y los derechos que tenían en Teabla. De esta manera, Telyco absorberá a cerca de 150 empleados. Teabla, un distribuidor independiente de los productos y servicios de Movistar, ha atravesado distintos problemas en los últimos años, que le llevaron a realizar profundos ajustes, entre los que figura un ERE y el cierre de tiendas.

Esta transmisión de empleados desde Teabla a Telyco va a ir acompañada de un plan de acogida para la formación de los procedimientos internos de trabajo en la filial de Telefónica, y así facilitar el proceso de integración.

Lo cierto es que con este movimiento, Telefónica ha reforzado sus canales de distribución comercial propios, en este caso la vía presencial. Según la operadora, la incorporación de las tiendas de Teabla forman parte del proyecto de crecimiento diseñado para reforzar la posición de Telyco y dar mayor peso a la filial dentro de los canales de distribución de la empresa.

En la primavera de 2013, Telefónica puso en marcha una amplia reorganización de todas las actividades de Telyco, que en aquel momento contaba con cerca de 260 tiendas repartidas por toda España en las que se comercializaban los productos de Movistar. La operadora decidió entonces cancelar la actividad en centros comerciales y cerrar los puestos propios en cadenas de tiendas donde los resultados no eran los esperados (la decisión afectó en aquel momento a Alcampo y Media Markt), y renovó los contratos con otras cadenas como Carrefour y Fnac.

La distribución comercial ha sido uno de los pilares fundamentales de la estrategia de Luis Miguel Gilpérez, desde su llegada a la presidencia de Telefónica España a finales del verano de 2011. El reforzamiento de los distintos canales fue en aumento en la medida en que se fue endureciendo la competencia con las inacabables guerras de tarifas entre las operadoras.

Así, buena parte de la actividad comercial de la operadora se ha centrado en el impulso de la oferta convergente Movistar Fusión, reforzada en los últimos tiempos con los nuevos servicios televisivos de Movistar TV. Unas ofertas que se van ampliar una vez que la compañía integre Canal+, tras el cierre de la compra la pasada semana.

Movimientos de las telecos española

La mejora de las tiendas ha sido una de las obsesiones de las distintas operadoras españolas en los últimos tiempos. Así, por ejemplo, Vodafone puso en marcha en otoño de 2013 un plan para la transformación de su todo canal de distribución, que implicaba la modernización de 453 puntos de venta, antes de marzo de 2017. La teleco anunció que este proyecto supondría una inversión de 105 millones de euros.

El objetivo pasaba por ofrecer una experiencia de cliente diferencial. La empresa indicó que esta modernización se incluía el proceso de optimización del modelo de distribución, que afectaba tanto a las tiendas propias como a franquicias. El programa incluía la reubicación y concentración de emplazamientos en mejores puntos de las ciudades.

También Orange lanzó en 2012 el proyecto de Tiendas Propias y Franquicias, con el que buscaba abrir un total de 450 tiendas en toda España. La compañía contemplaba en el proyecto una inversión de entre 100 y 120 millones de euros. A 31 de diciembre de 2014, la empresa contaba con más de 1.200 puntos de venta, con 393 tiendas propias y franquicias.

Además, entre otras medidas, la teleco lanzó la iniciativa Orange en persona, destinada a mejorar los servicios presenciales en sus distintas tiendas.

Normas
Entra en El País para participar