Juan March sucederá a su padre al frente de Banca March

El patriarca de los March deja la presidencia del banco tras 41 años

El relevo al frente del único banco familiar español se producirá en julio

Carlos March seguirá siendo copresidente de la Corporación Financiera Alba

Carlos March, presidente de Banca March.
Carlos March, presidente de Banca March.

La imagen de un olivo centenario es una de las más utilizadas por Banca March para transmitir a sus clientes las ideas corporativas de solidez, arraigo al territorio y fiabilidad. Esa misma imagen bien podría aplicarse a su presidente, Juan March Delgado, quien anunció ayer que dejaría el cargo, después de 41 años. Un récord de leyenda. Le sucederá su hijo, como no podía ser de otra forma en el único banco familiar que queda España. Carlos March de la Lastra será la cuarta generación al frente de la entidad financiera.

El patriarca de los March, nieto del fundador de la entidad financiera (Juan March Ordinas) se convirtió en el máximo ejecutivo de la firma mallorquina en 1974, cuando la Transición española solo era un sueño en la cabeza de unos pocos. Dejará su puesto el próximo mes de julio, según explicó ayer la entidad a través de una nota de prensa.

Las empresas, como las personas, tienen sus ciclos vitales

Desde su Palma de Mallorca natal, Carlos March ha gobernado Banca March con prudencia, ambición y serenidad hasta convertirla en el grupo financiero más solvente de Europa. La entidad obtuvo el primer puesto continental en las pruebas de resistencia realizadas hace cinco años por la Autoridad Bancaria Europea y desde entonces ha mantenido la política de máxima prudencia y exceso de capitalización.

Ha llegado el momento de ceder el testigo, dentro de lo que debe ser un proceso de renovación natural. Tras cuatro décadas al frente de la entidad, hay que dejar que tome las riendas la generación que está completando la nueva estrategia que inspirará el futuro de Banca March”, aseguraba ayer Carlos March, por medio de un comunicado.


Un caso insólito en la historia bancaria


Pocos casos se han dado de una trayectoria tan dilatada al frente de una entidad financiera. Entre ellos, el de Emilio Botín, fallecido el año pasado, cuando llevaba 28 años al frente de Banco Santander. Fernando Valls fue presidente de Banco Popular de 1972 a 2002 (32 años).

El presidente saliente seguirá desempeñando el cargo de vicepresidente de la Fundación Juan March y de copresidente de la Corporación Financiera Alba, destacado brazo inversor de la familia y de la que Banca March es accionista mayoritario. La corporación es el primer accionista de ACSy Acerinox y tiene importante peso en el capital de Ebro Foods, Viscofan, BME y Clínica Baviera. Carlos March, retirado de la primera línea del banco, sí seguirá teniendo un papel importante en el brazo industrial.

A lo largo de su carrera, Carlos March ha sido vicepresidente y consejero del grupo Carrefour y miembro del comité internacional de JPMorgan. También ha sido miembro del consejo asesor internacional de la Universidad de Columbia de Nueva York y socio fundador y primer presidente del Instituto de Estudios Económicos (1979-1980).

El relevo en la presidencia de Banca March se enmarca dentro de los planes de sucesión y planificación que la entidad ha programado y puesto en marcha en los últimos años. “Las empresas, como las personas, tienen sus ciclos vitales y Banca March se encuentra en un momento espléndido para ocupar con determinación e impulso un espacio propio en el sistema financiero español”, explica el presidente saliente.

El sucesor, Juan March, inició su carrera profesional en JPMorgan, donde desempeñó diversas funciones en el área de merados, tanto Madrid como en Londres. Se incorporó al banco familiar en 2000 y desde 2009 es vicepresidente ejecutivo de la entidad financiera y, desde 2012, vicepresidente de Corporación Financiera Alba.

Normas