La junta de accionistas aprueba una posible ampliación de capital

Lar España reparte dividendo tras 10 meses de vida

La Socimi se dota de una posible ampliación o una emisión de pagarés para captar recursos

Afrontará compras que eleven sus activos hasta los 800 millones

Centro comercial As Termas, en Lugo.
Centro comercial As Termas, en Lugo.

La Socimi Lar España Real Estate celebró ayer en el histórico edificio de la Bolsa madrileña su primera junta de accionistas, en la que aprobó un dividendo de 0,033 euros. El reparto se hará en efectivo y en los próximos 30 días. Además, ratificó la cuenta de resultados de la compañía a diciembre de 2014, que acabó con 3,5 millones de euros de beneficio.

Los responsables de la Socimi, gestionada por el Grupo Lar, se felicitaron del logro en un encuentro con periodistas tras la junta. “Es algo a destacar que tras solo diez meses de operaciones, porque comenzamos en marzo, y teniendo en cuenta los costes iniciales, hayamos sido capaces de obtener beneficios hasta diciembre del año pasado y repartir dividendos”, señaló José Luis del Valle, presidente del consejo de administración de Lar España.

La junta aprobó, adicionalmente, la autorización de emitir valores de renta fija (pagarés) o una ampliación de capital de hasta un 50% si fuese necesario, lo que significa nuevos recursos por alrededor de 200 millones. “Vamos a tener que ir al mercado en los próximos meses”, reconoció Valle.

Se suma así a otras Socimi como Hispania y Merlin, que ya han utilizado el mecanismo de la ampliación de capital en su corto periodo de pida. Lar España ya lanzó a principios de año una emisión de bonos por importe de 140 millones, a siete años, que devengarán un tipo de interés anual del 2,90%, y cotizados en la Bolsa irlandesa.

Actualmente, la compañía, cuenta con un margen de entre 200 y 300 millones para invertir en acuerdos próximos, según sus responsables.

Este tipo de Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria operan en España desde el pasado año. Son instrumentos cotizados, creados para la adquisición y promoción de bienes inmuebles urbanos para su arrendamiento. Cuentan con ventajas fiscales y están obligadas a distribuir dividendos.

El objetivo inicial de esta cotizada era llegar a contar con 750 u 800 millones en activos inmobiliarios en 24 meses desde su constitución, aunque ayer los responsables acortaron esos plazos. “Nuestro objetivo es cerrar el plan mucho antes de lo previsto”, aseguró Miguel Pereda, consejero director general de Grupo Lar.

Pereda explicó que este vehículo cotizado no tiene la intención de especializarse, sino de diversificar en activos y zonas geográficas.

Normas