La estabilización del dólar ayuda a la Bolsa de EE UU

Los resultados devuelven el aliento a Wall Street

La gran banca gana un 42,6% más en el trimestre

Las grandes tecnológicas acercan al Nasdaq a máximos históricos

Un operador frente a pantallas bursátiles
Un operador frente a pantallas bursátiles

No eran precisamente halagüeñas las estimaciones del consenso del mercado sobre los resultados empresariales del primer trimestre enEstados Unidos. De hecho, los expertos esperaban que fuera el peor trimestre en seis años con una caída del beneficio medio de las empresas del S&P 500 del 5,7%. Sin embargo, cuando ya ha presentado sus cuentas un 38% de los miembros del selectivo, el descenso de su beneficio se limita al 3% y permanecen ajenos a él los grandes bancos, que ganan un 42,6% más, y gigantes tecnológicos como Microsoft, Google o Amazon.

Los resultados no están siendo espectaculares, pero da la impresión de que los analistas se curaron en salud y rebajaron demasiado sus expectativas para las compañías estadounidenses, por el miedo a un efecto negativo de la fortaleza del dólar. Este movimiento en el mercado de divisas, además, parece haberse estabilizado. “Los analistas han puesto el listón tan bajo que la mayoría de las compañías están siendo capaces de superarlo”, resumen desde LinkSecurities.

Mención especial merece el sector financiero. El resultado de los seis grandes bancos del país (Citi, Morgan Stanley, Bank of America, JPMorgan, Morgan Sachs y Wells Fargo) ascendió en el primer trimestre del año hasta los 25.170 millones de dólares (unos 23.272 millones de euros), un 42,6% más que en el mismo periodo de 2014. El buen comportamiento de su división de trading y las menores provisiones por multas explican este incremento de sus beneficios.

Hasta el momento, por tanto, la visión tan pesimista de la evolución de los resultados empresariales que manejaba el mercado no se está cumpliendo, lo que da aliento a WallStreet. El Nasdaq tecnológico volvió a superar con creces la semana pasada la resistencia de los 5.000 puntos, nivel que no veía desde antes del estallido de la burbuja de las empresas puntocom en el año 2000. Mientras, tras renquear en las semanas anteriores, el selectivo S&P coge fuerzas para encarar nuevos máximos históricos pese la subida libre que acumula al calor de una política de su banco central que toca a su fin, pues se espera que este año la Fed, cuyo Comité de Mercado Abierto se reúne el miércoles, suba los tipos de interés.

Tomás García–Purriños, de MoraBanc AM, explica que “la recuperación económica sigue en marcha y, probablemente, pasada la volatilidad actual justificada en el posible cambio de política monetaria por parte de la Fed, los resultados podrían volver a reflejar el mejor contexto económico”.

Los seis grandes bancos de EE UU ganan un 46,2% más en el primer trimestre del año

Con todo, la apreciación del dólar, que podría continuar por los estímulos del BCE y la subida de tipos de la Fed, ha llevado a grandes multinacionales como Harley–Davidson a rebajar sus estimaciones de beneficio, por lo que este factor puede volver a jugar en contra de WallStreet en las próximas semanas.

Normas