La entidad resultante se denominará Pionner y contará con más de 350.000 millones de euros en activos;

Santander y Unicredit crean un gigante mundial de fondos al fusionar sus gestoras

Crearán una gestora de activos global líder en Europa y Latinoamérica

Santander AM se valora en 2.600 millones y Pionner, en 2.750

La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín.
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín.

Cuatro años después de que Banco Santander comenzara a mostrar públicamente su interés por Pioneer, el negocio de gestión de activos de Unicredit, el grupo español y el banco italiano alcanzaron ayer “un acuerdo de exclusividad y de principios” para fusionar sus gestoras y crear un gigante global.

Una vez que el acuerdo sea en firme y tenga lugar la fusión de Santander Asset Management y Pioneer Investment, la nueva compañía, que adoptará el nombre de esta segunda por su reconocimiento internacional, gestionará un total de 353.000 millones de euros en toda Europa y América Latina.

Dejan fuera EE UU por temor a la Fed

El preacuerdo que Banco Santander y Unicredito han alcanzado para fusionar sus gestoras fue anunciado ayer bajo la pretensión de convertir a la compañía resultante en “una gestora de activos global líder en Europa y Latinoamérica”. La negociación, sin embargo, ha dejado fuera los negocios de Pioneer en Estados Unidos que no se incluirán en la nueva compañía. Estos pasarán a repartirse al 50% entre Unicredit y los socios de Santander en el negocio de gestión de activos, Warburg Pincus y General Atlantic. El motivo, según fuentes conocedoras de la negociación, es que el grupo Santander no ha considerado conveniente añadir más calado a su creciente negocio en Estados Unidos en un momento en que este está bajo la lupa de la Reserva Federal (Fed). Santander ha suspendido los dos últimos test de estrés que realiza la autoridad norteamericana, fallando en esta última ocasión en la segunda ronda, que mide la calidad del gobierno corporativo y la estructura de las entidades. Ante las exigencias de EE_UU, el grupo que preside Ana Patricia Botín ha puesto en marcha una reordenación de su negocio estadounidense a fin de integrar bajo un holding su actividad de banca comercial, privada y de consumo así como sus actividades en Puerto Rico, a fin de contentar a los supervisores de la Fed. Una operación crítica, iniciada en marzo con el relevo de la antigua cúpula de la unidad, a la que no convenía de momento sumar nuevos factores de riesgo.

La cifra sitúa a este nuevo gigante del sector en el séptimo puesto por negocio en el Viejo Continente, área en la que reina el coloso Blackrock con 362.000 millones solo en esta zona, y arrebatando el decimo quinto puesto mundial a Deutsche, según los datos que maneja Morning Star.

Cada uno de los grupos financieros pasará a controlar un 33,3% del capital del nuevo grupo mientras que el tercio restante pasará a manos de Warburg Pincus y General Atlantic, actuales socios de Santander en el negocio de gestión de activos desde que, en 2013, les vendiera un 50% de Santander Asset Management. La nueva operación supone valorar esta última firma en 2.600 millones y en 2.750 millones a la actual Pioneer.

Warburg Pincus y General Atlantic deberán hacer una inversión de capital adicional en la compañía como parte de la transacción, que no tendrá impacto material en el capital de Santander.

Alcaraz, consejero delegado

Juan Alcaraz, hasta ahora consejero delegado de la gestora de activos de Santander, pasará a ocupar este cargo en la nueva firma mientras que su homólogo en Pioneer, Giordano Lombardo, será el director de inversiones de la compañía que resulte de la fusión.

La operación permite además a Banco Santander ahondar en su estrategia de seguir sacando rédito al negocio de gestión de activos alineándose con socios especializados en la creación de fondos mientras que centra sus propios esfuerzos en la comercialización de los mismos dentro de su amplia red internacional. Así lo hará también Unicredit en la suya. Ambas confían además en el rédito que obtendrán “por medio de la venta cruzada de productos complementarios”.

“Esta alianza supondrá un incremento significativo en el tamaño y el alcance de la nueva gestora en una industria en la que la masa crítica supone una ventaja competitiva”, exponía ayer Santander en un comunicado, desarrollando la idea de que “los acuerdos de distribución a largo plazo con Santander y Unicredit suponen una capacidad de distribución minorista sin precedentes en Europa y Latinoamérica”.

La nueva Pioneer contará con un total de 2.800 empleados y operará en un total de 31 países. El grupo español, sin embargo, se quedará fuera del actual negocio de Pioneer en EE_UU, que no entrará en la nueva firma ante los potenciales recelos de sus autoridades (ver despiece). El acuerdo definitivo se espera para dentro de unos tres meses.

Normas