CEOE pide eliminar las líneas ferroviarias deficitarias

Los empresarios apuestan por el autobús y el tranvía

Estación Sur de autobuses de Madrid.
Estación Sur de autobuses de Madrid.

El modelo de transporte actual basado fundamentalmente en el uso del vehículo privado no es sostenible en el medio plazo ni desde el punto de vista medioambiental ni del de la eficiencia económica y la competitividad”. Es más, “se estima que el coste derivado de los problemas de congestión de tráfico (consumo energético, pérdida de tiempo etc.) supera el 2% del PIB, algo difícilmente aceptable y sobre lo que hay que es necesario actuar”.

Esta es una de las advertencias recogidas en un documento con propuestas que han elaborado los empresarios del transporte de CEOE y que han enviado a los partidos políticos para que lo tengan en cuenta en la elaboración de sus programas electorales de cara a los próximos comicios autonómicos, municipales y generales.

1. ”El autobús tiene un papel clave”, aseguran los expertos de CEOE. En su opinión, sería necesario un marco regulatorio estable que fomente su uso frente a otros modos de transporte menos eficientes en materia de movilidad, sean públicos o privados.

Los empresarios proponen, por tanto, una docena de medidas para impulsar el transporte de viajeros por carretera. Estas propuestas van desde recuperar la unidad de mercado –erradicando las diferencias legislativas entre comunidades– a la fijación de mecanismos contra la morosidad pública, “que lleva a la destrucción de empresas” de autobuses”. Asimismo, reclaman un Plan integral de Modernización y rediseño de las estaciones de autobuses. En concreto proponen la renovación de aquellas que están en capitales de provincia y núcleos de población de más de 100.000 habitantes (unas 60 estaciones aproximadamente). De hecho, desde CEOE argumentan que los potenciales beneficiarios de esta modernización podrían superar los 650 millones al año, un 20% más que los que los usuarios de trenes de largo recorrido.

También reclaman una revisión del mapa concesional en cada comunidad. Esta revisión debería fijar tarifas flexibles que permitan, sin incrementar la tarifa media, variar los precios en función de periodos punta-valle-llanos, y que las empresas pudieran competir así vía precios. Finalmente, demandan a los partidos medidas de apoyo específico a los autobuses discrecionales y turísticos;y nuevas fórmulas de contratación para los servicios especiales de transporte de escolares y trabajadores, “donde se prime la calidad sobre el precio”.

2. Solo trenes y tranvías rentables. Los empresarios creen que los servicios de cercanías de Madrid y Barcelona con sus ciudades satélites, así como sus redes de metro son las adecuadas. Y también lo son todos estos servicios, en menor escala, de Valencia, Sevilla o Bilbao. Si bien llaman la atención sobre los sistemas de metros ligeros o tranvías en ciudades como Zaragoza, Tenerife o Alicante, donde “hay núcleos en los que estos sistemas han fracasado por falta de demanda”.

En este punto vuelve a tomar importancia el transporte de viajeros por carretera, ya que aseguran que la eficacia de estos sistemas ferroviarios ligeros llega “cuando se coordina su explotación junto con el autobús”, generando una red de mayor capacidad. Por ello proponen analizar la movilidad en coches privados en todas las ciudades con más de 200.000 habitantes, para ver la conveniencia de crear sistemas de tranvías o metro ligero, que sean “medianamente rentables en su explotación” y cuyo coste se asuma por las entidades locales con impuestos a los operadores. Siempre en coordinación con autobuses urbanos.

Dicho todo esto, en el lado contrario los empresarios apuestan claramente por “eliminar las redes ferroviarias regionales deficitarias”.

3. AVE al aeropuerto. Los empresarios del transporte reconocen que las inversiones y esfuerzos realizados en materia de transporte aéreo desde 1996 son “notables”. Si bien, solo ponen un pero: la interconexión del tren de la alta velocidad con los aeropuertos de Madrid y Barcelona. Así, creen que “es urgente considerar prioritaria la conexión intermodal –sobre todo entre el AVE y el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas– y solicitar al Gobierno que incluya dicha conexión entre los proyectos cofinanciables con fondos europeos.

4. Menos impuestos para las mercancías. En materia de transporte de bienes por carretera reclaman una reducción de impuestos municipales de circulación a los vehículos pesados, “que no usan las vías urbanas”, aclaran. Y destinar la recaudación a mejorar las zonas logísticas y polígonos. Asimismo piden la devolución del tramo autonómico del impuesto sobre hidrocarburos a los profesionales por parte de las comunidades, sobre todo de Andalucía. Esto debería ir acompañado de un gran cambio en la normativa de carga y descarga dentro de las ciudades, estudiando su regulación privada en las zonas comerciales.

Finalmente piden a las comunidades del arco mediterráneo “que fijen un único puerto, a lo sumo dos, como centro logístico prioritario”. Y les reclaman que “eviten competencias internas que debilitan la posición española cuando los competidores reales están en Marsella, Hamburgo o Rotterdam”.

El monorail, novedad a explorar

El documento elaborado por la comisión de transportes de la patronal CEOE propone estudiar la introducción de otros sistemas modernos de alta capacidad, como las plataformas aéreas de monorail fundamentalmente alrededor de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. Para ello recomiendan plantear “inversiones y plazos de ejecución mucho más modestos, viables y rentables que los existentes en líneas de cercanías o metro subterráneo”.

CEOE reclama también una ley de financiación del transporte urbano “que garantice a las empresas que prestan el servicio un marco estable de recursos y planificación a medio plazo”.

Normas