Los analistas prevén 3.250 millones de beneficio para las seis mayores entidades

La gran banca ganará un 30% más en el primer trimestre del año

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. EFEArchivo
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. EFE/Archivo EFE

La gran banca española encara al alza la temporada de presentación de resultados del primer trimestre de 2015 que inaugura este jueves CaixaBank. Y lo hace manteniendo la velocidad crucero con la que las seis mayores entidades del país cerraron 2014 con un incremento del beneficio del 34% respecto a los resultados del año anterior, al sumar unas ganancias de 10.800 millones.

En los tres primeros meses del año, los mayores protagonistas del sector financiero nacional habrían elevado sus beneficios un 31% frente al mismo periodo del año anterior, según las previsiones del consenso de analistas recogido por Factset. Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Popular y Bankia habrían ganado entre enero y marzo 3.246 millones de euros.

Por volumen de beneficio sobresale en la lista Banco Santander, del que se espera que haya obtenido 1.675 millones en el primer trimestre del año. La entidad que preside Ana Patricia Botín, que presentará resultados el próximo 28 de abril, habría ganado un 28% más hasta marzo que en los tres primeros meses de 2014, cuando obtuvo 1.303 millones de beneficio, gracias a unos ingresos estimados de más de 11.000 millones.

El mayor incremento relativo del beneficio, no obstante, tiene como protagonista a Banco Sabadell que, si cumple las expectativas de los analistas, habría ganado 145 millones, un 79% más que en el primer trimestre de 2014. La entidad realizó entonces un especial esfuerzo en saneamientos, al destinar 1.096,5 millones a dotaciones para insolvencias y deterioro de inmuebles, con lo que redujo su beneficio a 81,2 millones. Presentará resultados el viernes.

BBVA, por su parte, ganó hasta marzo 857 millones de euros, según los expertos, lo que supone un aumento del 37% frente a los 624 millones obtenidos en el arranque del pasado ejercicio. La entidad que preside Francisco González lideraría el beneficio por acción con 0,16 céntimos por título, frente a los 0,12 de Santander. Presentará resultados el día 29 de este mes.

El beneficio previsto para CaixaBank es de 210 millones, un 38% más sobre los 152 millones que obtuvo entre enero y marzo de 2014. La entidad recuperaría así fuelle tras la caída sufrida el año pasado frente al arranque de 2013, cuando el impacto positivo de la compra de Banco de Valencia le permitió elevar las ganancias de marzo a 335 millones.

Siempre según el consenso de analistas manejado por Factset, Banco Popular habría salvado el primer trimestre de 2015 con un beneficio de 88 millones de euros. Una cifra prudente pero que supone un incremento cercano al 40% desde los 63 millones que ganó un año antes la entidad presidida por Ángel Ron, que presentará resultados el 30 de abril.

Para Bankia, que presentará resultados el 27 de abril, la previsión es la de un beneficio de 271 millones de euros, un 8% más sobre los 250 millones que ganó entre enero y marzo de 2014, tras dotar íntegramente en diciembre 312 millones (a los que su matriz, BFA sumó 468 millones) para cubrir las demandas que viene recibiendo por su salida a Bolsa.

El crédito, la gran asignatura pendiente

Pese a la aparente mejora que los analistas esperan en los resultados cosechados por la banca en el primer trimestre del año, las entidades aún tienen por delante el reto de recuperar la rentabilidad de su negocio puro, el de prestar dinero, en un momento en que los tipos de interés permanecen en mínimos históricos y el grifo del crédito no termina de abrirse. La gran pregunta es cuándo volverá a crecer el saldo vivo de financiación concedida por la banca, lo que, tras años de imparable caída, algunas entidades vienen avanzando que podría ocurrir este año. De momento, la esperanza está puesta en determinadas partidas de crédito nuevo que ya el año pasado volvieron a crecer. Caso destacado fue el del crédito a pymes, renovado objeto de deseo por parte del sector financiero que el año pasado lanzó toda una ofensiva de captación que culminó con la concesión de 146.058 millones de euros a este segmento empresarial, cerca de un 9% más que en el ejercicio anterior, en el primer incremento de nuevas operaciones crediticias registrado desde el año 2007. La tendencia se consolida en los dos primeros meses de este año cuando, según los últimos datos registrados por el Banco de España, los nuevos créditos concedidos por menos de un millón de euros ascendieron a 23.258 millones, un 7% más que en el mismo periodo de 2014. Algo parecido ocurre con el nuevo crédito para la compra de vivienda, que ascendió un 23% en 2014 mientras que la cartera hipotecaria viva caía aún el 6,5%. Esta brecha, junto al hecho de que la banca española sea una de las pocas de Europa que sigue sin rebajar las exigencias para prestar, según la encuesta publicada la pasada semana por el BCE, vuelven a poner en duda que este año sea el de la recuperación del crédito.     

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar