La prima de riesgo rebota hasta los 137 puntos básicos

El Ibex 35 cae un 3,31% semanal, ¿qué ha pasado?

Comentando la jugada en el parqué de la Bolsa madrileña.
Comentando la jugada en el parqué de la Bolsa madrileña. EFE

Después de varias semanas en las que el mercado parecía obviar la crisis griega, los inversores se topan de lleno con la incierta situación del país heleno. Empieza a resultarles imposible ignorar los cantos de sirena de un posible impago de Grecia o incluso de su hipotética salida de la zona euro. En las últimas semanas, como Ulises en la Odisea, los inversores parecían atados al mástil de su embarcación para no escuchar aquellas voces. Pero los negros augurios procedentes de Grecia resuenan cada vez con más fuerza y la travesía de las Bolsas, como la de regreso a Ítaca, ha abandonado la placidez en la que parecía discurrir este año y empieza a encontrarse con obstáculos y tensiones.

Se agota el tiempo para el país heleno, pues el viernes próximo se celebra en Riga una decisiva reunión del Eurogrupo, sin que se vislumbre un pacto entre Atenas y sus acreedores, lo que ha sacudido a las Bolsas y al mercado de deuda. Para el Ibex 35 esta semana, en la que desciende un 3,31% hasta los 11.359,4 puntos, es la peor desde enero. El índice marca su nivel más bajo en un mes y se olvida del máximo en cinco años que alcanzó el lunes sobre los 11.800 puntos. 

En la sesión de hoy, que se salda con una caída del 2,17% para el selectivo español, del 2,5% para el Dax alemán y del 2,7% para el FTSE Mib italiano, el día se ha ido complicado a pasos agigantados. Todo lo que podía salir mal, ha salido mal. El vencimiento de opciones sobre las Bolsas europeas ha provocado esta mañana  volatilidad y una fuerte caída en los índices del Viejo Continente de la que ya no se han respuesto a causa de la crisis en Grecia. También han afectado las fuertes caídas en los futuros de la Bolsa china por un cambio de regulación sobre las operaciones a corto en aquel país.

Para colmo, se ha averiado durante dos horas Bloomberg, la muy usada agencia de noticias e información de mercado por parte de grandes inversores en todo el mundo. Y además, Wall Street ha abierto con descensos superiores al 1% y sigue anotando fuertes caídas que rondan el 1,3% del Dow Jones y el Nasdaq tecnológico. Los resultados corporativos publicados hoy en EE UU, las cuentas de Honeywell International y las de Visa, han ido peor de lo esperado.

La reactivación de los temores sobre Grecia ha sacudido esta semana sobre todo al sector bancario, que cae un 3,1%. En la lista de las peores compañías en las cinco últimas sesiones del Eurostoxx 600 el primer puesto corresponde al heleno Alpha Bank, que desciende un 23%. Le siguen su compatriota National Bank of Greece (–14%) y el portugués Banco Comercial (-12%). Las turbulencias afectan particularmente a los bancos de la periferia europea. Destacan los números rojos de los italiano Banca Popolare di Sondrio (–8,2%), Unicredit (–7,1%) y Mediobanca (–6,1%). En el Ibex, Sabadell desciende un 4,28% el día en el que ha formalizado su oferta por el británico TSB; Santander, un 3,07% y Bankia, un 2,97%.

Por distintas razones, también es importante la caída de OHL, que se deja un 3,62% tras anunciar ayer la firma de un préstamo por 273 millones de euros poniendo como garantía acciones de Abertis equivalentes al 2,5% de su capital.

Los expertos creen, en todo caso, que asistimos a la lógica corrección tras un rally. Así lo sostiene Miguel Ángel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp, quien explica que “la incertidumbre de Grecia unido a la espera de los resultados empresariales y la fuerte revalorización de las Bolsas europeas en lo que va de año, es la excusa perfecta para recoger beneficios y reducir riesgo en cartera”.

En esta línea, Nicolás López, analista de MG Valores, cree que “mientras el Ibex no pierda el soporte de los 11.250 puntos, que funcionaban en los últimos meses como resistencia, no habría que preocuparse”. En su opinión, los descensos de hoy en las Bolsas europeas responden más a la toma de beneficios que a un gran aumento de la tensión sobre Grecia.

Aun así, la próxima semana se avecina revuelta, porque las posturas entre Grecia y sus socios de la UE se mantienen muy distanciadas y el país afronta este mes vencimientos de letras por 2.400 millones de euros. Por eso, el miedo a que Grecia se quede sin liquidez, puede seguir generando tensión en el parqué, mientras el ministro de Finanzas heleno, Yanis Varufakis, viaja a Washington para intentar encontrar apoyos. 

El miedo al Grexit (salida de Grecia del euro) regresa al parqué. "Nuestro escenario base sigue siendo que se alcanzará un acuerdo para liberar parte de los 7.200 millones de euros pendientes del rescate en mayo, pero el tono de las negociaciones sugiere que el riesgo de un impago está creciendo", explican desde RBS.

A causa de la crisis griega, el Ase heleno, principal indicador de la Bolsa ateniense, cae un 5,96% semanal, pero donde más agitación muestran los inversores es en el mercado secundario de deuda. El interés del bono heleno a tres años sigue disparado en el 26,7%, algo que esta semana ha afectado de lleno al resto de la periferia europea. La rentabilidad del bono español a diez años empezó la semana en el 1,25% y la acaba en el 1,44%, con la prima de riesgo en los 137 puntos básicos.

Los inversores buscan los activos considerados refugio. El interés de la la deuda alemana a nueve años ha entrado en terreno negativo (–0,007%), mientras que el bund ha marcado un mínimo histórico en el 0,077% y el oro sube un 0,5%.

IBEX 35 8.694,70 -1,36%
Normas
Entra en El País para participar