Los tres tipos de franquicia que tendrás que valorar antes de abrir

De distribución, servicios y de producción son los modelos de franquicia que más incidencia presentan en la actualidad

Los tres tipos de franquicia que tendrás que valorar antes de abrir

Las franquicias son un modelo de negocio que está en auge, dado su porcentaje de éxito en lo que respecta al retorno de la inversión y a las altas ventajas con las que cuentan los emprendedores a la hora de iniciar un negocio, las cuales vienen presentadas por la existencia de una marca consolidada de la cual los usuarios son conocedores. Sin embargo, en la actualidad existen varias modalidades de franquicia que marcan tendencia, las cuales analizamos a continuación.

Unos modelos de negocio que se distinguen de las formas básicas de franquicia en forma mixta, así como de las formas más especiales como las franquicias de inversión, las franquicias de córner o los franquiciados máster además del modelo shop-in shop.

En primer lugar, según informan desde Franchisekey, destaca la franquicia de distribución, modelo en el que el franquiciado únicamente cumple la función de distribuidor de mercadería, la cual es obtenida directamente del franquiciante. A su vez, este puede participar a través de diferentes formas, desde ofrecer al franquiciado sus propios productos o ser él mismo el que lleva a cabo la selección de los productos, dirigiendo los pedidos.

En este sentido, la franquicia de distribución funciona como comercio minorista, en el que se ofrecen distintos productos, y en la actualidad hay ejemplos de diversos sectores, desde productos de panadería hasta equipamiento deportivo, cosméticos y muebles.

En paralelo destaca la franquicia de servicios, en la que el franquiciado se vale del know-how del fanquiciante para ofrecer servicios de acuerdo a sus normas y siempre bajo la marca registrada por este. De este modo, la marca representa el back ground y las características de los métodos utilizados, un modelo de negocio que se encuentra presente en hoteles, gastronomía o alquiler de coches, especialmente entre aquellas actividades que más demandan los consumidores más jóvenes.

Por último, el tercer modelo de franquicia en auge es el denominado de producción, donde el franquiciado obtiene el derecho de producir productos y servicios bajo las normas del franquiciante. De esta manera se ponen a disposición de los franquiciados tanto las materias primas como el soporte de know-how. Una alternativa que permite, por norma general, al franquiciado, comercializar su producción bajo el nombre o la marca del franquiciante, generando una franquicia mixta, en la que los contratos se mexclan.

Normas