Para paliar los efectos del atentado del Museo del Bardo

Túnez prepara rebajas fiscales para captar viajeros de España

Turistas en la playa de Hammamet (Túnez)
Turistas en la playa de Hammamet (Túnez)

El primer episodio de la primavera, el conjunto de levantamientos ciudadanos contra dictaduras y regímenes militares en África del Norte, se vivió en febrero de 2011 en Túnez. Las revueltas y los conflictos que siguieron al levantamiento tuvieron un impacto directo en la llegada de turistas a Túnez, competidor directo con España por atraer viajeros en busca de sol y playa.

En 2010, la llegada de turistas alcanzó máximos históricos con 7 millones. Un año después, la cifra descendió bruscamente hasta los 4,7 millones y se fue recuperando progresivamente hasta los seis millones con los que cerró el pasado ejercicio. Una recuperación que se puede ver truncada con el impacto que ha tenido sobre los flujos turísticos el atentado en el Museo del Bardo, cometido el pasado 18 de marzo, en el que murieron 19 turistas extranjeros y dos ciudadanos tunecinos. Al mismo tiempo, la cancelación de reservas puede impulsar la llegada de viajeros a España en los meses de temporada alta, en los que compite directamente con los destinos tunecinos.

La ministra de Turismo de Túnez, Salma Elloumi Rekik, acudió el martes a Madrid para trasladar un mensaje de tranquilidad. “Antes y después de los atentados del Museo del Bardo, la primera prioridad era la seguridad. Para reactivar la economía y dar confianza a inversores y turistas, hay que garantizar la seguridad”, apuntó en una rueda de prensa junto al director general de la Organización Mundial del Turismo, Taleb Rifai. Elloumi recalcó que ya se han alcanzado distintos acuerdos con países de la UE y que ya se han tomado medidas adicionales de seguridad en hoteles, aeropuertos y yacimientos arqueológicos.

El plan de Túnez para tratar de asegurar la llegada de viajeros pasa por dos frentes. El primero se centra en rebajas e incentivos fiscales a las empresas para que bajen precios y capten más turistas. “Estamos negociando ventajas fiscales moderadas y temporales para apoyar al transporte aéreo, a las agencias de viaje y a los operadores turísticos que tienen hoteles. También estamos estudiando una propuesta para rebajar el IVA que soportan algunas actividades, aunque esta decisión no se adoptará en breve”, apuntó.

La ministra tunecina reconoció que se produjeron cancelaciones en las semanas posteriores al atentado en el Museo del Bardo, pero que el ritmo de reservas se ha recuperado paulatinamente y que incluso los grandes operadores le han recalcado su interés en permanecer en el país. “Tuvimos una reunión con los directivos de TUI, uno de los mayores turoperadores de Europa, y nos recalcaron que Túnez era de los tres destinos estratégicos que tenían para el futuro”, resaltó.

El segundo eje de ese plan pasa por una campaña de comunicación, cuyo primer hito ha sido la reunión que mantuvo la semana pasada la titular de Turismo con todos los embajadores extranjeros en Túnez para garantizarles que la seguridad es una cuestión de Estado.

Elloumi también avanzó que el Ejecutivo trabaja en un proyecto para acelerar la diversificación de la actividad turística, muy concentrada en el litoral, con el 80% de las llegadas. “Los ejes de ese programa son calidad, formación, diversificación de productos y reconstruir la imagen turística de Túnez mediante campañas de información”, apuntó.

Normas