Las pymes mejoran en la devolución de sus préstamos

La tasa es mejor que la de las empresas de Italia y Portugal, pero peor que las británicas, alemanas y francesas

Las pymes mejoran en la devolución de sus préstamos

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas, poco a poco ven luz al final del oscuro túnel de la crisis. Eso es al menos lo que se desprende del último informe de la agencia de calificación de riesgo Fitch, en el que se prevé que la tasa de morosidad de los préstamos concedidos por la banca a este tipo de negocios en nuestro país caiga cinco puntos con respecto al año pasado. Una cifra que, sin embargo, se sitúa 1,25% por debajo de la cifra experimentada el pasado año.

No obstante, Fitch considera que la mejora de la devolución de los préstamos por parte del grueso de las empresas de nuestro país es “un síntoma de la recuperación” de la economía de España. Lo que hace, en paralelo, que la morosidad de las pymes sea mejor que la de las empresas italianas o portuguesas pero no llegue a alcanzar los buenos resultados de Alemania, Francia o Reino Unido, países a los que supera por dos y tres puntos, respectivamente.

¿A qué se debe este cambio? ¿Cuáles son los factores que explican el giro de la morosidad de las pymes españolas? Esta modificación se explica porque la tasa de impagos en construcción y promoción inmobiliaria pasaría, justifica Fitch, del 10% al 8%, un signo positivo para la agencia. De hecho, se trata de unas actividades peor afectadas por la crisis, a tenor de los resultados de otros sectores, cuya tasa de mantiene, de media, en el 3,75%.

Crecimiento de la economía

Asimismo, y en paralelo a los datos ofrecidos con respecto a las pymes, la agencia calificadora sostiene que la economía española crecerá el dos por ciento en 2015 y que en 2016 el incremento del ritmo será de tres décimas adicionales. Unos datos que según este organismo hacen pensar en un “futuro prometedor” para las pymes españolas, que estarán en sintonía con la evolución del PIB español.

Esta evolución positiva y ascendente del grueso del tejido empresarial español es, a tenor de la agencia calificadora, resultado de “las nuevas inyecciones de crédito por parte del Banco Central Europeo”. De la misma forma, y finalmente, Fitch ha recordado que ya el pasado año el crédito a las familias procedente de este organismo creció casi nueve puntos, lo que generó un avance significativo, el primero en seis años de crisis.

Normas