La banca relativiza las pesquisas sobre los créditos fiscales

La investigación de Bruselas “es más política que económica”

José Sevilla, consejero delegado de Bankia.
José Sevilla, consejero delegado de Bankia.

El hecho de que la investigación abierta por Bruselas sobre el aval público ofrecido por España sobre los créditos fiscales de la banca ponga en juego 40.000 millones de euros del capital del sector, no parece quitar el sueño a los responsables de las principales entidades.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha considerado esta mañana que el carácter de la investigación es "más político que económico" y ha subrayado que se centre en los países de la Europa periférica.

Más allá, una reflexión tranquilizadora que manejan el común de los ponentes en el XXII Encuentro del Sector Financiero que organizan Deloitte, Sociedad de Tasación y ABC, es que el resultado de las pesquisas de la Comisión Europea tardará años en tener consecuencias, si es que las tiene.

Así, el consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez ha subrayado que la investigación está "en fase embrionaria" con lo que es pronto para sacar conclusiones pero ha destacado que el último caso similar tardó "seis años" en resolverse.

"En el fondo el debate a medio y largo plazo es cómo unificar la normativa fiscal por lo menos en las entidades financieras, ya que afecta al capital, ya que tenemos una norma de capital que es igual para todos", ha subrayado el consejero delegado de Bankia.

De momento, el propio gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha aseverado que es pronto para saber qué deparará la consulta abierta por Bruselas pero descarta aún pedir más capital a las entidades para cubrir el posible riesgo.

España aprobó a finales de 2013 un aval público de unos 40.000 millones de euros para que el grueso de créditos fiscales de la banca -derecho a a reducirse impuestos en el futuro generado por las pérdidas y provisiones realizadas- sigan computando en capital.

 

Normas