Las pérdidas de Renfe ascienden a los 208,9 millones

Los ingresos de AVE y larga distancia aumentan un 6,1% en 2014

Los ingresos de AVE y larga distancia aumentan un 6,1% en 2014

En 2014 los ingresos por AVE y larga distancia aumentaron un 6,1%, según los datos del último ejercicio fiscal de Renfe. Este incremento se debe al crecimiento de viajeros, que marcó un nuevo récord con 29,7 millones de desplazamientos, tendencia que fuentes próximas a la compañía esperan que se consolide este año. A pesar de ello, la operadora pública, inmersa en un plan de reestructuración de gastos, registró en 2014 una pérdida neta de 208,9 millones de euros.En el lado positivo están los ingresos totales, que aumentaron un 5,7%, hasta los 2.966,5 millones.

Los resultados arrojados por Renfe ya fueron adelantados por el anterior presidente de la compañía Julio González Pomar. Fuentes próximas a la empresa creen que las cuentas de 2014 son el resultado de un periodo de consolidación y esperan que en 2015 marque un punto de inflexión.

Récord de viajeros

l El 27 de marzo, los desplazamientos del AVE registraron su récord diario de viajeros con 117.000 personas en un solo día, según lo comunicado por la ministra de Fomento, Ana Pastor. Para 2015, la empresa confía en revalidar estos datos.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en los 214,6 millones a cierre del ejercicio, un 9,3% menos que el año anterior, y los gastos de explotación crecieron hasta los 181,1 millones.
En el apartado de los ingresos destaca el fuerte ascenso de la división de mercancías, cuya facturación subió un 12%, hasta los 248,9 millones de euros. No obstante, obtuvo una pérdida de 53,9 millones.

Por su parte, Renfe Viajeros, en donde se engloban los servicios comerciales y las obligaciones de servicio público vinculadas a las subvenciones, incrementó en un 5,1% sus ingresos. A pesar de esto, concluyó con una pérdida de 149,5 millones, en gran medida fruto del canon que paga Adif por sus vías (607,4 millones) y los gastos financieros. Mientras, la rama de obligación de servicio público, más vinculada al ciclo económico, aumentó en un 2,3% su facturación y recibió una  una compensación pública de 607 millones de euros para costear las circulaciones de media distancia convencional.

La división de industrial y de talleres, Renfe Fabricación y Mantenimiento, registró unos números rojos de 3,36 millones.

Las cuentas de Renfe de 2014 también recogen el impacto de gastos financieros por 146 millones, de los relacionados con el proyecto del AVE La Meca-Medina, que se multiplicaron por seis y sumaron 21,7 millones, y por la dotación de 29,7 millones realizada para atender el expediente de regulación de empleo (ERE) voluntario y universal que aplicó la compañía el pasado año.

Normas