El selectivo avanza un 1,8% en la semana

El Ibex vuelve al 11.600 por primera vez en cinco años

Operadores en el parqué de Wall Street.
Operadores en el parqué de Wall Street. REUTERS

Algunos atascos de tráfico de los que se han formado estos días en las salidas de las grandes ciudades por las vacaciones de Semana Santa tenían más ritmo que buena parte de la sesión de hoy en las Bolsas europeas. Ha sido uno de los días con menos movimiento de los que se recuerdan en los parqués, pues estamos en vísperas de un parón hasta el próximo martes en el Ibex y otros índices del Viejo Continente y además no había noticias ni datos que pudieran servir como catalizadores.

La mayor subida que ha alvanzado el selectivo español durante la sesión es del 0,6% y el mayor descenso, del 0,2%. Y sin embargo, puesto que el Ibex comenzaba la jornada a las puertas de un nuevo máximo desde enero de 2010, le ha servido una leve subida del 0,55% para avanzar hasta los 11.634 puntos y lograr irse de vacaciones aupado a su nivel más alto en más de cinco años.

La jornada ha ido de menos a más. Durante buena parte de la misma, los inversores no han encontrado razones para comprar acciones mientras ultimaban las maletas. Sin datos macroeconómicos de relevancia ni novedades en las negociaciones entre Grecia y sus socios de la UE, los índices cotizaban planos por la mañana. Después, una apertura ligeramente alcista de Wall Street y unas declaraciones de Jeroem Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, en las que ha reconocido que aún queda camino por delante para alcanzar un acuerdo, pero que se habían producido avances en varios puntos, han sido suficientes para que las Bolsas europeas regresaran al verde con timidez.

Gracias a esta subida, el selectivo español cierra la semana con una revalorización del 1,8%. Los mejores valores del Ibex en esta sesión han sido Sacyr (+3,93%), Inditex (+1,63%) y ACS (+1,4%), mientras que las mayores pérdidas son las de CaixaBank (–0,09%), Iberdrola (-0,17%) e IAG (-1,34%).

Desde el punto de vista técnico, el Ibex encuentra camino despejado hacia nuevos máximos tras haber roto resistencias que llevaba meses frenándolo. Los analistas técnicos de Noesis indican “tras romper niveles de resistencia relevantes, el selectivo español no muestra signos de agotamiento mientras conserve 11.250 y 11.364 puntos”. Su tendencia, tanto a largo como a corto plazo, es alcista. Desde Renta 4 señalan que la próxima resistencia del Ibex serían los 13.200 puntos.

El resto de Bolsas europeas también consigue un saldo positivo en la semana gracias al plan de estímulos del BCE y a los buenos datos macroeconómicos publicados en los últimos días. El Dax alemán recuperó ayer los 12.000 puntos, pero hoy los pierde al caer en torno a dos décimas porcentuales.

En Estados Unidos, que también cierra hoy su semana con un día de adelanto por el Viernes Santo, sí ha habido dos referencias macroeconómicas que fueron bien recibidas por los inversores, quienes parecen aparcar en las últimas semanas su paradójica actitud de festejar los malos datos porque atrasarían el alza de tipos de interés.Así, el descenso de las peticiones semanales de desempleo hasta los 268.000, frente a las 288.000 que esperaba el consenso y la subida de dos décimas de los pedidos a fábrica, también por encima de lo esperado, condujeron a subidas en Wall Street.

El miércoles de la próxima semana es un día señalado por los inversores en su calendario porque se publicarán las actas de la última reunión del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal estadounidense (Fed, por sus siglas en inglés).Fue la reunión en la que el banco central eliminó de sus actas la alusión a la “pacienca” a la hora de subir los tipos de interés, aunque también rebajó drásticamente sus perpsectivas de crecimiento e inflación para los próximos años, dando a entender que tampoco tendrá prisa por acordar el primer alza del precio del dinero en los últimos nueve años.

En el mercado secundario de deuda, mientras, el plan de estímulos del BCE consigue mantener a los bonos de la periferia europea ajenos a la tensión en Grecia. El interés del bono español a diez años cae hasta el 1,21% y la prima de riesgo se mantiene ligeramente por encima de los 100 puntos básicos. Esta semana, la rentabilidad del bono alemán a una década ha marcado un nuevo mínimo histórico en el 0,17%

El euro, por su parte, despide una nueva semana de subidas ligeras frente al dólar, pendiente a la vez de la posible subida de tipos de la Fed, de los buenos datos macroeconómicos en la región y de las tensiones derivadas de Grecia. La moneda única se cambia a 1,08 unidades de la divisa estadounidense.

Normas