Las aseguradoras reservan 279 milones para las indemnizaciones

Hollande: todas las víctimas del accidente serán identificadas al final de la semana

El presidente francés, Francois Hollande, junto con la canciller alemana, Angela Merkel.
El presidente francés, Francois Hollande, junto con la canciller alemana, Angela Merkel. REUTERS

El presidente francés, Francois Hollande, ha asegurado que al final de esta semana se conocerá la identidad de todas las victimas del accidente del avión de Germanwings gracias a las pruebas de ADN. En una rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel, Hollande ha asegurado que "el ministro de interior francés ha confirmado que al final de esta semana será posible identificar a todas las víctimas gracias a las muestras de ADN".

Lufthansa ha anunciado que cancela las celebraciones del 60 aniversario del grupo aéreo, previstas para el próximo 15 de abril, tras el accidente del vuelo 4U95245 de Germanwings, en el que han fallecido 150 personas, entre ellas 50 españoles. La compañía señala que por respeto a las víctimas que viajaban en el trágico vuelo que partió de Barcelona con destino a Dusseldorf y que se estrelló en los Alpes ha decidido suspender dichas celebraciones.

En su lugar, la compañía retransmitirá en directo la ceremonia oficial en su memoria, que tendrá lugar el 17 de abril en la catedral de Colonia, donde las familias, amigos, allegados y empleados de la compañía se reunirán para recordar a las víctimas.

La aerolínea alemana, matriz de Germanwings, ha confirmado a Efe además que el consorcio de aseguradoras ha reservado 300 millones de dólares (alrededor de 279 millones de dólares) para hacer frente a las indemnizaciones derivadas de la catástrofe. El objetivo de la reserva es cubrir el pago de las indemnizaciones a los familiares de las víctimas del siniestro, del Airbus A320 destruido en la montaña y los equipo de asistencia.

El consorcio de aseguradoras, en el que la compañía Allianz ocupa un puesto predominante, decidió tomar esta medida a finales de la semana pasada, según el diario económico “Handelsblatt”.  La suma reservada supone casi el doble de la cantidad que se calcula habitualmente en siniestros similares, apunta el diario.

La Comisión Europea esperará, por otro lado, conclusiones de la investigación sobre el siniestro aéreo en Los Alpes antes de promover cambios en la regulación sobre el pilotaje de aviones. “Antes de que podamos decidir sobre las próximas etapas las autoridades francesas deben terminar la investigación en curso”, ha señalado el portavoz comunitario Jakub Adamowicz durante la rueda de prensa diaria de la institución.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), con sede en Colonia (Alemania), emitió el pasado viernes una “recomendación provisional” a las autoridades nacionales de aviación y a las aerolíneas para que establezcan nuevas medidas de seguridad y siempre haya “al menos dos personas autorizadas” en las cabinas de vuelo de los aviones.

“Tomamos nota de la recomendación de EASA”, afirmó Adamowicz, quien recordó que, aunque es efectiva desde el pasado viernes, esta recomendación tiene carácter “temporal” y “se inscribe dentro de la investigación en curso”. Bruselas no descarta modificar la legislación en vigor, un reglamento de octubre de 2012 que establece los requisitos técnicos y procedimientos administrativos relacionados con las operaciones aéreas, si así lo aconsejan los resultados de la investigación.

Este reglamento indica que los miembros de la tripulación deben permanecer en sus puestos durante el despegue y el aterrizaje, y precisa que durante el resto del vuelo podrán ausentarse si es necesario para ejercer funciones relacionadas con la operación del mismo o por necesidades fisiológicas, “siempre que se quede al mando de la aeronave un piloto debidamente cualificado”.

“No hay ningún requisito a escala europea para que un miembro de la tripulación tenga que entrar en la cabina de pilotaje si un piloto necesita tomarse una breve pausa para estas necesidades”, destaca la CE en un comunicado.

El Gobierno australiano, por su parte, ha anunciado el refuerzo de la seguridad de los vuelos comerciales domésticos e internacionales. “Las aerolíneas australianas actualizarán inmediatamente los Estándares de los Procedimientos Operativos para requerir la presencia de dos miembros de la tripulación o de personas autorizadas en el puente de mando en todo momento”, según un comunicado del viceprimer ministro y titular de Infraestructuras, Warren Truss. La medida entra en vigor de forma inmediata y será revisada en un año.

Normas
Entra en El País para participar