Antes de conseguir su licencia

El fiscal apunta a que el copiloto fue tratado por tendencias suicidas

Velas, flores y mensajes de apoyo en un altar improvisado en el aeropuerto de Düsseldorf (Alemania).
Velas, flores y mensajes de apoyo en un altar improvisado en el aeropuerto de Düsseldorf (Alemania). EFE

La Fiscalía de Düsseldorf informó hoy de que el copiloto del avión de Germanwings que se estrelló la pasada semana en los Alpes estuvo hace años, antes de conseguir su licencia como piloto, bajo tratamiento psicoterapéutico por “tendencias suicidas” durante un largo periodo de tiempo.

“Posteriormente hubo más visitas médicas con prescripción de baja, sin que en ella se constataran tendencias suicidas o agresivas”, subrayó la Fiscalía en un comunicado, en el que señala que de la documentación confiscada no se desprende que el copiloto, Andreas Lubitz, tuviera “ninguna enfermedad física”. 

El copiloto que supuestamente estrelló de forma deliberada un avión de pasajeros en los Alpes franceses dijo a su novia que estaba en tratamiento psiquiátrico y que planeaba un gesto espectacular que todo el mundo recordaría, informó el sábado el diario Bild.

El periódico publicó una entrevista con una mujer que dijo que había mantenido una relación en 2014 con Andreas Lubitz, el hombre del que la Fiscalía francesa sospecha que se cerró en la cabina del Airbus de Germanwings el martes y lo estrelló contra una montaña, matando a las 150 personas que viajaban a bordo.

"Cuando me enteré del accidente, recordé una y otra vez una frase que él decía", dijo al Bild la mujer, una azafata de vuelo de 26 años identificada sólo como Maria W. "Un día haré algo que cambiará el sistema, y entonces todo el mundo conocerá mi nombre y lo recordará". "No sabía qué quería decir en ese momento, pero ahora es obvio", dijo.

"Lo hizo porque se dio cuenta de que, debido a sus problemas de salud, su gran sueño de trabajar en Lufthansa, de tener un trabajo de piloto, y de piloto de vuelos de larga distancia, era casi imposible". "Nunca hablaba mucho sobre su enfermedad, sólo que estaba en tratamiento psiquiátrico".

Las autoridades alemanas dijeron el viernes que habían encontrado partes de baja rotos que indicaban que el piloto sufría una enfermedad que le debería haber dejado en tierra el día de la tragedia. Germanwings, la aerolínea de bajo coste de Lufthansa, ha dicho que el piloto no envió ningún parte de baja en ese momento.

Maria W. dijo al diario: "Siempre hablábamos mucho de trabajo y luego se convirtió en una persona diferente. Le disgustaban las condiciones bajo las que trabajaba: poco dinero, temor de perder el contrato, demasiada presión". Un portavoz de Lufthansa declinó hacer comentarios.

Normas