Diseñada por Syneron Candela

La máquina que elimina los tatuajes

La máquina que elimina los tatuajes

Se llama PicoWay. Es un láser de picosegundos con longitud de onda dual y lo firma la compañía especializada en equipos médico-estéticos Syneron Candela, empresa fruto de la fusión de la israelí Syneron y de la estadounidense Candela. Permite la eliminación de tatuajes multicolores, tatuajes recalcitrantes y lesiones pigmentadas benignas de cualquier tipo de piel.

Será una de las máquinas, según los expertos, más solicitadas en los próximos años. Sirva como ilustración el siguiente dato: el 24% de la población de EE UU tendrá grabado en su cuerpo un tatuaje en 2018. Y muchos de ellos, por distintas razones, laborales, personales o sentimentales, desearán borrarlos de su piel. Un ejemplo reciente es el de la actriz Melanie Griffith, quien tras su separación de Antonio Banderas quiso eliminar el nombre del actor malagueño de su brazo. “Con PicoWay es posible, es un método que se basa en la administración al tejido de pulsos de energía ultracortos”, explica el director de la firma en España, Juan Antonio López.

El precio de cada máquina PicoWay es de 200.000 euros. De momento, en España solo hay dos: una en la clínica del doctor Manuel Herrero de Sevilla y la otra en el centro Tufet, regentado por Javier Tufet, en Barcelona.

Normas