Hacienda culpa al céntimo sanitario del incumplimiento

El déficit público cierra en el 5,7% frente al 5,5% previsto por el desvío regional

Sólo Canarias, Galicia, Navarra y País Vasco cumplieron el objetivo autonómico

Las comunidades registraron 7.000 millones más de déficit de lo previsto

Los ayuntamientos aportaron a las cuentas públicas un superávit de 5.600 millones

Déficit en España Ampliar foto

El conjunto de la Administración Pública cerró el año 2014 con un déficit público del 5,72% frente al objetivo que se autoimpuso el Ministerio de Hacienda del 5,5%. Así lo ha comunicado hoy la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro Cristóbal Montoro. Supone un desvío de unos 2.000 millones. Sin embargo, el Gobierno recuerda que el límite impuesto por Bruselas era del 5,8% y fue el Ejecutivo el que optó por fijar un objetivo más exigente.

El desvío registrado se explica, señaló Sáenz de Santamaría, por las devoluciones del céntimo sanitario, un tributo que el Tribunal de Justicia de la UE declaró ilegal en febrero de 2014. Ello supuso un coste de 1.699 millones para el Estado, que está reintegrando a los contribuyentes que lo solicitan, especialmente transportistas, el gasto derivado por el céntimo sanitario desde el ejercicio 2010, el último no prescrito. Para períodos anteriores, el Gobierno ya ha rechazado las exigencias de responsabilidad patrimonial del Estado planteadas por contribuyentes.

Un déficit público del 5,7% del PIB significa que el conjunto de la Administración Pública gastó 60.500 millones más de los que ingresó. En el ejercicio anterior, el desfase alcanzó los 66.394 millones. Así, en 2014, los números rojos se redujeron en unos 6.000 millones.

El déficit del Estado alcanzó el 3,54% dentro del objetivo del 3,5%. El mayor desvío se registró en las comunidades autónomas, que cerraron el año 2014 con un déficit público del 1,66%, por encima del objetivo del 1%. Es decir, gastaron 7.000 millones más de lo previsto. Solo Canarias, Galicia, Navarra y País Vasco cumplieron el límite del 1%. El resto, en mayor o menor medida, rebasaron el objetivo. Cataluña fue la comunidad que segunda comunidad, por detrás de Murcia, que registró un peor dato y su déficit alcanzó el 2,58%. Aunque fue Extremadura quien sufrió un deterioro más acusado de sus cuentas públicas en comparación con el ejercicio anterior. El Ejecutivo de José Antonio Monago pasó de un desfase del 0,86% en 2013 a un desequilibrio del 2,44% en 2014. Así, en un año, pasó de ser la comunidad más cumplidora a colocarse como la tercera con mayor déficit. Madrid fue otra de las comunidades que tradicionalmente cumplía y que en 2014 desvió. Registró números rojos equivalentes al 1,34%. La consejería madrileña señaló que se trata de un desvío excepcional por el “mal diseño” del sistema de financiación.

Este año, el sector público debe realizar un improbable ajuste de 14.600 millones

 El incumplimiento autonómico fue compensado por la buena evolución de los ayuntamientos, que registraron un superávit del 0,5% cuando su obligación era cerrar en equilibrio. Ello aportó 5.600 millones adicionales a las cuentas públicas que permitió mitigar el desvío de 7.000 millones de las comunidades.

La Seguridad Social, por su parte, acumuló un déficit público del 1,06%, en línea con el objetivo del 1% impuesto por Hacienda. Si se incluye la ayuda financiera, que no se tiene en cuenta a la hora de determinar el cumplimiento de la senda de consolidación, los números rojos del conjunto del sector público escalan al 5,83%

Para este año, el déficit debe bajar hasta el 4,2% del PIB desde el 5,2%. Ello implica un ajuste de 16.000 millones. El mayor reto es para las comunidades autónomas que tienen la obligación de reducir sus números rojos en 10.000 millones en un año electoral.

 

Montoro insiste en la lista de morosos

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, llevó este viernes al Consejo de Ministros un anteproyecto de ley de reforma de la Ley General Tributaria, que incluye la medida de publicar una lista de los principales morosos con la Hacienda pública y de contribuyentes condenados por delitos fiscales.

La idea es que aparezcan en este listado público el nombre de empresas y personas físicas con deudas superiores al millón de euros. El anteproyecto se ha remitido al Consejo de Estado. El Consejo General del Poder Judicial ya mostró ante el borrador sus reservas por esta medida. Lamentó que no se incluyera en la lista a las Administraciones Públicas morosos. Por otra parte, teniendo en cuenta la lentitud de la justicia, se publicarán el nombre de condenados que cometieron un delito fiscal una década atrás. La reforma incluye otras medidas como la ampliación del plazo de inspección.

Normas