Siete rutas de cuatro días en coche para recorrer España por carretera durante Semana Santa

¡A rodar por la carretera, que son cuatro días!

El optimismo se ha instalado en el sector turístico de cara a Semana Santa. Alquilar un coche y hacer kilómetros es una buena opción sin salir de España.

La Costa de la Muerte destaca por sus bonitos pueblos marineros, su espectacular paisaje y playas casi salvajes.
La Costa de la Muerte destaca por sus bonitos pueblos marineros, su espectacular paisaje y playas casi salvajes.

Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, los empresarios turísticos españoles se frotan las manos. Esta época del año es una de las que concentra mayor número de desplazamientos tanto en avión como por carretera.

Si está pensando coger el coche y hacer kilómetros, sepa que el coste medio para realizar un viaje por carretera en España durante los cuatro días de Pascua, teniendo en cuenta el alquiler de un vehículo, carburante y un trayecto de unos 300 km, es de 85 euros, aunque existen bastantes diferencias entre unas comunidades y otras.

Valencia, con un coste medio de 63,10 euros, es la región más barata para viajar por carretera, mientras que el País Vasco es la más cara, con 131,94 euros, por delante de Madrid (107,20 euros).

Baleares es la comunidad con la gasolina más cara (1,128 euros por litro de gasoil) y Canarias es la que tiene el carburante más económico (0,865 euros por litro), según los datos de un informe sobre el precio de los viajes por carretera en España realizado por Skyscanner.

En el estudio, el comparador de vuelos, hoteles y coches analiza el precio de alquiler de un coche de gama media, coste medio de gasoil por comunidad para una ruta de 300 km y un consumo de 13,5 litros de combustible (4,5 litros por cada 100 km) y peajes.

El bonito pueblo de Cadaqués, en la Costa Brava.
El bonito pueblo de Cadaqués, en la Costa Brava.

Estas minivacaciones son las primeras del año y marcarán el termómetro de lo que puede ser otra temporada redonda para el sector, que el año pasado registró récord de visitantes con casi 65 millones de turistas extranjeros.

Las previsiones, y no solo climatológicas, son buenas y reafirman la recuperación del mercado doméstico. “Las reservas de origen nacional aumentarán entre un 20% y un 22%” sobre el mismo ejercicio 2014, según adelantó esta semana el presidente de la patronal hotelera, Juan Molas.

De esta recuperación se beneficiarán casi todos los destinos, especialmente la Costa del Sol, Levante, Canarias o Baleares. Madrid y Barcelona se consolidan como destinos urbanos.
Si aún no tiene destino ni presupuesto decidido, le proponemos algunas rutas por carretera para recorrer la Península de punta a punta, con opciones por las islas Canarias y Baleares.

Entre cañas y barros

El recorrido nos lleva desde Valencia a Sagunto, famosa por su castillo y menos por su anfiteatro romano, legados que merecen una visita. Desde allí seguiríamos hasta la villa medieval de Segorbe, que conserva vestigios de su muralla, para adentrarnos en el Parque Natural de la Sierra Calderona, ideal para hacer senderismo. Y qué mejor que terminar viaje disfrutando de una paella en la Albufera y de los paisajes rurales de El Palmar, escenario de la novela Cañas y barro, de Blasco Ibáñez. El recorrido son 310 km y el precio de la ruta, 112,30 euros.

Acantilados de vértigo

Uno de los pasos de la Semana Santa de Málaga.
Uno de los pasos de la Semana Santa de Málaga.

Gerona posee uno de los litorales más bonitos y agrestes de la Península, con sus pintorescos y plácidos pueblos marineros, pero en la Costa Brava tampoco falta la fiesta; las más famosas, las de Lloret. Muy cerca está Tossa de Mar, un pueblo en el que su castillo junto al mar crea una estampa de lo más romántica. Desde allí podemos seguir hasta Sant Feliu de Guíxols, con sus tranquilas, pequeñas y bonitas calas para disfrutar del Mediterráneo. La ruta no estaría completa sin una parada en Palamós, con su espectacular lonja de pescado y marisco. El último día puede adentrarse en el interior y disfrutar de villas medievales como Pals o Peratallada. La ruta completa son 293,7 km y su precio, 95,22 euros.

Tierra adentro

La Semana Santa de Málaga es una de las que se vive con mayor devoción en España y las playas de la Costa del Sol son de las más demandadas. Fuera del litoral, llaman la atención sus preciosos pueblos blancos del interior. En su zona más oriental destaca la histórica Axarquía, con la marinera Torrox y la legendaria Nerja con sus increíbles vistas desde el Balcón de Europa y sus cuevas. En este viaje hay que hacer parada en el pueblo encalado de Frigiliana y dedicar tiempo a la mítica serranía de Ronda. Son 359,5 km y el precio del viaje, 73,09 euros.

Kilómetro cero

Canarias es uno de los destinos más demandados en Pascua.
Canarias es uno de los destinos más demandados en Pascua.

Cosmopolita y moderna, Madrid ofrece una amplia variedad de ocio, gastronómica y de shopping para satisfacer todos los gustos. Además, tiene un inmenso patrimonio cultural y artístico; pero si no tiene suficiente, muy cerca de la capital podrá descubrir otras urbes con encanto, como Toledo, la ciudad de las tres culturas, con sus estrechas calles, sus iglesias y conventos, el alcázar y el legado de El Greco. Otro día puede acercarse a la amurallada Ávila y admirar su arquitectura medieval, palacios y ermitas, y la última jornada puede reservarla para Segovia y su fantástico acueducto romano, el fascinante alcázar y degustar su famoso cochinillo asado. Una ruta de 235 km y un coste total de 104,11 euros.

El puerto verde

Dejando atrás la ciudad de Bilbao, ideal para una escapada, nuestro objetivo será la impresionante costa vasca, en la que destaca su escabroso paisaje salpicado de bellos pueblecitos como Gorliz, Bakio o la marinera Bermeo, con el maravilloso islote de San Juan de Gaztelugatxe. Su ermita está al final de un zigzagueante puente de piedra de 241 peldaños. Los surfistas disfrutarán en Mundaka y los ecologistas, en la reserva natural de Urdaibai. La histórica Gernika merece una parada. De vuelta a la costa, disfrute de la buena mesa en pueblos como Lekeitio, Ondarroa o Zumaia. El recorrido son 260 km y el precio, 139,03 euros.

Canarias, más que sol y playas

Elegimos la bonita isla de Tenerife con sus sorprendentes playas. Sin abandonar la costa, llegaremos hasta San Andrés, donde está el arenal artificial de Las Teresitas; luego seguiremos por el Parque Rural de Anaga. Un paraíso natural. Taganana, con su orografía abrupta, es un sitio lleno de encanto con una impresionante playa negrade origen volcánico. Continúe hacia Punta del Hidalgo, Bajamar y Tacoronte, y termine en la colonial La Laguna. La ruta tiene 131,4 km y saldría por 74,15 euros.


Hasta el fin del mundo

Una buena idea para recorrer la asombrosa y casi salvaje Costa da Morte en cuatro días es partir de la milenaria y monumental Santiago y conducir hasta Langosteira. Con su playa de arena blanca de casi tres kilómetros, haría palidecer a cualquier arenal caribeño. Siga hasta el fin de la Tierra, Cabo Fisterra, y adivinará por qué se consideraba el fin del mundo.

Disfrute del ambiente marinero de Lires, asómese a la playa de Nemiña, sorpréndase con la semiabandonada aldea de Cuño y deje que Muxía le atrape. No se pierda Camelle, una tranquila playa urbana cerca de Coruña. Y durante todo el viaje saboree los ricos caldos locales y la mejor mesa. Son 235 km y el precio de esta ruta asciende a 94,96 euros.

Normas