Ataque contra los rebeldes hutíes

El ejército saudí interviene en Yemen

Ciudadanos buscan supervivientes entre los escombros tras un ataque aéreo en las proximidades del aeropuerto de Sanáa, Yemen.
Ciudadanos buscan supervivientes entre los escombros tras un ataque aéreo en las proximidades del aeropuerto de Sanáa, Yemen. REUTERS

Arabia Saudí ha lanzado una operación militar en Yemen mediante ataques aéreos contra los rebeldes hutíes y en apoyo del Gobierno, a la que se ahn unido “varias” naciones aliadas. La intervención saudí trata de frenar el avance de los rebeldes hutíes, de confesión chií, y a los que Arabia Saudí acusa de recibir órdenes de Irán.

 “Estamos decididos a hacer todo lo necesario para proteger al pueblo yemení y al legítimo Gobierno de ese país”, dijo el embajador saudí en EE UU en una inusual conferencia de prensa en Washington, informan medios locales. La operación tiene por objetivo evitar “que Yemen caiga en manos de los rebeldes hutíes”, dijo el diplomático.

Arabia Saudí tiene listos 150.000 soldados para intervenir por tierra, según la cadena de televisión Al Arabiy. En la ofensiva han participado también tropas de Marruecos, Egipto, Sudán, Jordania, Kuwait, Emiratos Árabes, Qatar y Bahrein, y Pakistán podría enviar también fuerzas de tierra o marítimas, mientras EE UU proporcional apoyo logístico. 

“Las operaciones se limitan a defender al Gobierno y a evitar su colapso”, precisó, en todo caso, el embajador saudí. Fuentes militares yemeníes confirmaron desde Saná la madrugada de este jueves que aviones de combate saudíes bombardearon la base militar de Al Dailami, cerca del aeropuerto internacional de Saná, controlada por los rebeldes hutíes.

El presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, solicitó ayer una intervención militar internacional para detener el avance de los rebeldes hutíes, que han llegado hasta las puertas de Adén, la capital del sur del país, donde el mandatario se refugió el pasado febrero tras huir de la capital, Saná.

Los milicianos del grupo chií de los hutíes se hicieron hoy con el control de Al Huta, capital de la provincia meridional de Lahech, situada a 50 kilómetros de Adén. Junto a la capital cayó en sus manos la estratégica base militar de Al Anad, también en Lahech.

Ante la imposibilidad de detener el avance rebelde, Hadi ha pedido a la ONU que permita una intervención militar en virtud del capítulo séptimo de la Carta de Naciones Unidas, que establece este tipo de operación “para mantener o restablecer la paz y la seguridad internacionales”.

El conflicto del Yemen se agravó el pasado mes de febrero cuando Hadi huyó a Adén, donde se retractó de la dimisión que había presentado un mes antes y anunció que continuaba siendo el presidente legítimo, en oposición a lo dictado por los hutíes, que en ese momento establecían nuevas instituciones para llenar el vacío de poder.

La profunda crisis en la que está sumido el país será abordada este jueves por los jefes de la diplomacia de los países de la Liga Árabe, que se reúnen en la ciudad egipcia de Sharm al Sheij, para preparar la cumbre de jefes de Estado del próximo sábado.

Normas