Heinz y Kraft se fusionan y crean el quinto mayor grupo de alimentación

El Oráculo de Omaha compra Kraft

Tomate Ketchup de Heinz.
Tomate Ketchup de Heinz.

Kellog, Mondelez, Kraft... ¿cuál sería la próxima adquisición de Warren Buffett? El mercado especulaba con una gran operación en la industria de la alimentación pilotada por el Oráculo de Omaha desde que este anunciara con motivo de la presentación de los resultados en 2014 de su sociedad de inversión, Berkshire Hathaway, que pensaba llevar a cabo más compras junto con la sociedad brasileña 3G Capital. Buffet se ha inclinado finalmente por la estadounidense Kraft, que fusionará con Heinz creando la quinta mayor compañía del mundo del sector de la alimentación.

Hace dos años 3G Capital, liderada por Jorge Paulo Lemann, la mayor fortuna brasileña, y Berkshire Hathaway se hicieron con Heinz en una operación valorada en 28.000 millones de dólares. La firma de inversión brasileña también es principal accionista de Burger King, que el pasado año fusionó con la cadena canadiense Tim Hortons creando el grupo Restaurant Brand International. Además 3G Capital es propietario InBev, la mayor cervecera del mundo con marcas como Budweiser o Stella Artois.

De acuerdo al comunicado publicado por Kraft y Heinz, la empresa resultante de la fusión, The Kraft Heinz Company, alcanzará una facturación de 28.000 millones de dólares. Los accionistas de Kraft recibirán un dividendo especial de 16,5 dólares por acción. Para llevar a cabo ese desembolso Berkshire Hathaway y 3G Capital inyectarán 10.000 millones de dólares para controlar el 51% de la nueva empresa.

Alex Behring, presidente de Heinz y socio de 3G Capital, será el presidente de The Kraft Heinz Company. Berkshire Hathaway y 3G Capital situarán cada una a tres representantes en el consejo de administración del nuevo grupo; Buffett y Lemann se sentarán en el consejo del nuevo grupo. Las compañías esperan cerrar la operación en la segunda mitad de este año.

Supera a Coca-Cola

El nuevo gigante de la alimentación mundial será propietario de marcas tan conocidas como Kraft, Heinz, Oscar Mayer, o Philadelphia; en total The Kraft Heinz Company dispondrá de ocho enseñas valoradas en más de 1.000 millones de dólares y cinco entre 500 y 1.000 millones de dólares. El nuevo grupo será la tercera mayor compañía estadounidense en alimentación por facturación tras Pepsico (37.200 millones de dólares en ingresos en 2014), y Nestlé (27.000 millones), superando a Coca Cola (21.500 millones).

Kraft emplea a más de 22.000 personas y factura anualmente cerca de 18.000 millones de dólares. En 2012 escindió su negocio quedándose con el mercado estadounidense; lo que antes era Kraft en Europa hoy es Mondelez. En el comunicado de fusión las empresas destacan la oportunidad de internacionalización que Heinz ofrece a Kraft. El valor en Bolsa de Kraft se disparó durante la sesión del miércoles alcanzando un valor de mercado cercano a los 50.000 millones de dólares.

Heinz está presente en 50 países y su cifra de negocio anual ronda los 4.200 millones de dólares. La compañía vende cada año 650 millones de envases de su conocido tomate ketchup.

En el comunicado sobre la fusión de ambas compañías Warren Buffett dice sentirse “emocionado” y afirma que este es “mi tipo de operaciones, uniendo dos mundos empresariales y creando valor para el accionista”. Las empresas estiman que la fusión permitirá un ahorro de costes a partir de 2017 de 1.500 millones de dólares anuales.

Heinz ha estado acompañada en la negociación por Lazard como asesor financiero y Cravath, Swaine & Moore and Kirkland and Ellis como asesores legales. Centerview Partners ha sido el asesor financiero de Kraft, y Sullivan & Cromwell el legal. Analistas consultados por la agencia Bloomberg destacan la ausencia en la operación de las grandes firmas de inversión estadounidenses tipo Goldman Sachs o Morgan Stanley.

Sin impacto en España

La operación de fusión entre Heinz y Kraft Foods no tendrá en principio impacto relevante en el mercado español en términos de empleo o producción. Kraft Foods no está en España desde que la compañía llevara a cabo la escisión de su negocio de alimentación de Norteamérica, en 2012; la parte de su negocio en Europa pasó a formar parte de Mondelez.

Mondelez (Fontaneda, Oreo, Príncipe, Trident, Halls, Suchard, Milka, Philadelphia, El Caserío o Royal) y Kraft son hoy dos compañías totalmente diferenciadas, aunque hay un pequeño número de marcas que todavía están disponibles tanto en Mondelez Internacional como en Kfraft bajo acuerdos específicos, según han explicado a este diario fuentes del sector.

En España Mondelez cuenta con fábricas en Hospital de Órbigo (León), Montornés del Vallés y Granollers, en Barcelona, Viana (Navarra) y Valladolid.

La marca española que va a pasar a formar parte del nuevo grupo The Kraft Heinz Company será Orlando. La empresa de tomate frito forma parte hoy en día de Heinz.

Orlando fue creada en San Sebastián en el año 1922 como empresa de conservas de pescado. En 1968 comenzó a fabricar el tomate frito Orlando, y veinte años después la multinacional Heinz adquiriría la empresa.

En la actualidad unas 300 personas trabajan en Orlando, en oficinas en Madrid y en la fábrica de Alfaro, La Rioja. El tomate frito de Orlando sólo se fabrica en la planta riojana y de ahí se exporta bajo la marca Heinz a Francia, Reino Unido, Portugal, Israel, Alemania y países nórdicos. La fábrica de Alfaro fue construida en 1999.

El tomate empleado por Orlando procede del Valle del Ebro (Navarra, Aragón y un 8% aproximadamente de La Rioja).

Normas