Durante dos años y medio de aplicación en la banca

El código de buenas prácticas alivia a 16.500 familias desde 2012

Un simpatizante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Navarra (PAH-HUT).
Un simpatizante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Navarra (PAH-HUT). EFE

El Gobierno puso en marcha a mediados de 2012 un código de buenas prácticas, al que se adhirió el conjunto del sector financiero, con el que se pretendía aliviar la carga hipotecaria de las familias más vulnerables. Se estableció un filtro estricto, de modo que solo se aplicaban las medidas previstas de reestructuración de la deuda, dación en pago o quita a las situaciones más extremas. Ese filtro se ha ampliado para poder acoger a un mayor número de beneficiarios y al cabo de dos años y medio, las medidas han beneficiado a 16.500 familias.

Según una nota hecha pública por el Ministerio de Economía, desde mediados de 2012, y con datos a cierre de 2014, se han registrado 37.416 peticiones para la aplicación del código de buenas prácticas. De ellas, 12.650 finalizaron en reestructuraciones viables de la deuda, en 3.843 casos se acordó la dación en pago con la consiguiente extinción de la deuda y en apenas 6 casos hubo quitas. En este período se han paralizado también 13.000 lanzamientos –que suponen el desahucio de los habitantes de la vivienda sobre la que pesa la hipoteca– y cerca de 2.000 familias se han beneficiado de un alquiler social, explica Economía.

Estas cifras recibieron un notable impulso durante el pasado año, en que se reflejaron las mejoras introducidas al código de buenas prácticas y se amplió la protección a un mayor colectivo de familias. Así, de las 22.998 solicitudes recibidas –el 61% del total de peticiones registradas en el cómputo global de dos años y medio–, en 9.728 casos se acordó la reestructuración de la deuda (un 275% más que en 2013) y hubo 2.829 daciones en pago, con un crecimiento del 215% respecto a 2013.

Aun así, estás cifras todavía suponen un porcentaje reducido respecto al volumen total de desahucios registrados en 2014, por 68.091 según cifras de un informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) presentado a principios de este mes. De tal cifra, 28.877 lanzamientos o desahucios correspondieron a ejecuciones hipotecarias, es decir, de la vivienda habitual.

Normas
Entra en El País para participar