Seis productos de inversión osados

Los fondos más agresivos

Los fondos más agresivos

1. El saber hacer de Bellver Sicav

Los grandes equipos dan una importancia capital al volante defensivo, un jugador que se sitúa por delante de los centrales y tiene la doble misión de conectar la zaga con el centro del campo y frenar a los delanteros del equipo contrario antes de que se aproximen demasiado al área. Uno de los productos que mejor se adaptaría a esta doble condición defesiva-ofensiva es Bellver Sicav, gestionada por March Asset Management, destinada a un perfil de riesgo moderado en sus inversiones obteniendo a cambio una mayor revalorización en el medio y largo plazo.

Su máximo responsable es Juan Berberana Fernández de Murias, que también encabeza la mítica sicav del grupo, Torrenova. El producto sigue una estrategia global mixta, en la cual el 50% de la cartera procura batir a los principales mercados bursátiles globales con una volatilidad inferior y, el otro 50% de la cartera busca obtener un diferencial de rentabilidad superior al euríbor. “La inversión en renta fija se realiza en activos de emisores, tanto públicos como privados, de elevada solvencia y la duración media es de 1 año, mientras que en renta variable, invierte en compañías tanto nacionales como europeas y americanas con sólidos fundamentales y atractiva rentabilidad por dividendo”, explican desde la gestora.

Un buen compañero en este puesto honrado por Sergi Busquets, Xabi Alonso o Toni Kroos es Mutuafondo Crecimiento, un fondo de renta variable mixta global caracterizado, principalmente, por su gestión del riesgo: la pérdida máxima anual del fondo está fijada en el 15% anual. Actualmente, este fondo gestionado por Mutuactivos invierte en torno al 60% de su cartera en renta variable, con un gran peso en valores europeos de sectores cíclicos, en combinación con otros más defensivos, como el de telecomunicaciones. Desde su lanzamiento, en mayo de 2014, el fondo acumula una rentabilidad del 10%. Este producto es una de las grandes apuestas de la gestora, considerada como la mejor en el sector español de la gestión de activos.

2. la visión total de Bankinter Mixto Flexible

El sello de identidad de la Selección española es el tiki taka: la paciencia, la precisión y la clarividencia de los Xavi, Iniesta y compañía, que llevaron a la Roja a lo más alto y encumbraron al Fútbol Club Barcelona al momento más brillante de su historia. Esa visión total del juego y la intuición para dar el mejor pase en función del momento del partido es compartida por los fondos mixtos de renta variable. En esta tipología de fondos, sus gestores deciden en cada instante qué peso debe tener la renta variable. Uno de los mejores del mercado es el Bankinter Mixto Flexible. Este producto ha logrado obtener una rentabilidad media anual durante los últimos tres años del 13,13%, lo que le ha permitido obtener las cinco estrellas de Morningstar.

Este fondo invierte, directa o indirectamente a través de otros fondos, entre el 30% y el 75% en Bolsa, sin discriminar por el tamaño de la compañía, aunque con predominio de empresas europeas. De forma minoritaria también puede invertir en otros países, incluyendo emergentes. Actualmente, el 25% de su cartera la conforman emisiones de deuda (entre ellas, una de la Comunidad de Madrid), mientras que entre sus acciones cuenta con importantes posiciones en IAG, Bankia, Daimler y Total.

Otro fondo con características similares, amante del juego total, es el Mediolanum Crecimiento, que ha obtenido una rentabilidad media anual del 10,09% durante los últimos tres años, y también cuenta con cinco estrellas. El producto desarrollado por la gestora española de Banco Mediolanum cuenta actualmente con un 37% de su patrimonio destinado a deuda (desde emisiones del Gobierno de Aragón, al 8,25% TAE, hasta bonos de la región de Campania), mientras que su principal apuesta en renta variable es el banco francés Crédit Agricole. Al igual que su par de Bankinter, la inversión en Bolsa puede oscilar entre el 30% y el 75%, pero aquí solo en Bolsa europea

3. El talento de Cartera Selección de Banco Caminos

Anque su juego es menos brillante que el de los grandes delanteros, los centrocampistas tiene un papel crucial para equilibrar el juego, buscar las mejores opciones de ataque y organizar al equipo a su alrededor. Uno de los mejores talentos en la gestión, dentro de los fondos mixtos, que pueden incorporar tanto renta variable como renta fija, se encuentra en Banco Caminos. Su gestora, Gestifonsa, ha logrado colocarse como una de las mejores, dentro de la clasificación de las firmas de mediano tamaño.

Uno de sus mejores productos es Cartera Selección, un producto que no tiene predeterminación en cuanto a los porcentajes en cada clase de activo. “La inversión se realizará principalmente en mercados de la OCDE y en menor medida en mercados emergentes sólo para renta variable”, explica el folleto del fondo. Se invertirá en renta fija tanto pública como privada (incluyendo depósitos e instrumentos del mercado monetario cotizados o no siempre que sean líquidos). Con estos mimbres, el rango de activos en los que puede invertir el fondo es casi total.

Sus gestores han aprovechado bien el margen de libertad de que dispone el producto, y han obtenido un rendimiento del 9,6% en 2013 y del 9% en 2014, con unos niveles de volatilidad muy controlados. En lo que va de año ya han logrado que el fondo se revalorice un 4,2%. Morningstar ha distinguido al producto con cuatro estrellas.

Abante Asesores Global es un producto con unas características similares:visión global del juego, inversiones oportunistas si el mercado lo requiere y amplio dominio técnico, como Arda Turán, Ivan Ratikic y Mezut Ozil. Este producto cuenta con una trayectoria amplia y unos excelentes resultados. En los últimos cinco años ha obtenido una rentabilidad media anual del 7,2% (del 9,4% si se analizan los últimos tres ejercicios).

Su estructura es la de un fondo de fondos, un jugador que reparte juego entre los especialistas más brillantes de cada momento. Su objetivo es el de obtener rentabilidades similares a las de la renta variable durante ciclos completos de Bolsa con una menor volatilidad. “El fondo invertirá principalmente en fondos con políticas de gestión muy activas que les permitan separarse de sus índices de referencia”, se explica en la entidad.

Otra buena alternativa dentro de la categoría es el Global Allocation de Renta 4. Su gestor, Luis Bononato, acumula una experiencia de más de 25 años en las áreas de trading y gestión de activos. Este producto lo gestiona desde 2006, primero en la plataforma de fondos de Auriga Global Investors y, desde 2014, en Renta 4. Su desempeño ha sido excelente. En los últimos tres años ha logrado una revalorización media anual del 25,6% y en lo que va de ejercicio ya ha logrado casi un 15%. Su universo de inversión va desde los futuros sobre el Ibex 35 a emisiones de deuda corporativa.

4. Mutuafondo España: el ‘killer’ del área

Ronaldo Luis Nazário de Lima ha quedado arrumbado como “el otro Ronaldo” –o como “el Gordito”–, pero su talento para el gol le sitúa como uno de los delanteros más letales de la historia del fútbol. Su actitud defensiva era nula, solo tenía ojos para la portería contraria, pero cuando encaraba a la defensa rival con el balón en los pies era un killer del área. Las características de los delanteros centro –como Didier Drogba o Andriy Shevchenko– son compartidas por los fondos de renta variable pura. Arriesgar al máximo, buscar las mejores rentabilidades, sin mirar nunca hacia atrás, con la confianza de que los resultados acabarán llegando aunque pasen largas rachas de sequía.

En el panorama actual, uno de los mejores fondos nacionales de Bolsa es el Mutuafondo España, de Mutuactivos, la gestora del grupo Mutua Madrileña. Este producto centra su inversión en renta variable española, aunque puede llegar a invertir hasta un 25% en Portugal. Desde su lanzamiento, en febrero de 2009, el fondo acumula una rentabilidad del 126%, lo que supone un 14,31% de rentabilidad media anual.

Otro de los delanteros centros por excelencia en el panorama nacional de fondos es Okavango Delta, gestionado por Jose Ramón Iturriaga en Abante Asesores. Este producto, similar al anterior, pero con mayor sesgo hacia empresas de pequeña y mediana capitalización, ha logrado una rentabilidad media anual durante los últimos tres años del 24%, en buena medida por el excepcional comportamiento obtenido en 2013, cuando se revalorizó un 75%, logrando la Bota de Oro de los fondos de inversión de todo el mundo. Eso sí, en épocas de sequía goleadora, llegó a perder un 18,4% en un año (2011).

Otro fondo que marca las diferencias en el área es el Aviva Espabolsa. Se trata de un fondo de renta variable española que se creó en 2001 y está gestionado por el equipo de Aviva Gestión. Sus principales características son: “filosofía de inversión a largo plazo, con especial énfasis en intentar preservar el capital, junto con un estilo de gestión de valor invirtiendo en compañías con visibilidad en su negocio y en sus cuentas de resultados, independientemente del tamaño de las mismas”. En los últimos 10 años ha logrado un retorno anualizado que roza el 10% (9,46%) y durante 2015 ya se ha revalorizado un 13,39%.

5. La versatilidad ofensiva de Aviva Fonvalor

Con la vista puesta en la portería rival, pero con capacidad para replegarse para recibir el balón, buscar espacios, regatear o conseguir pases imposibles. Esa versatilidad técnica, unida a una evidente vocación ofesiva, es lo que define a Aviva Fonvalor. Se trata de un fondo multiactivo –catalogado según los cánones clásicos como un fondo mixto de renta variable–, que es gestionado por el equipo de Aviva Gestión, con el apoyo de las mejores ideas de todas y cada una de las áreas de la gestora. Su objetivo declarado es “capturar el 85% de los movimientos alcistas de mercados bursátiles europeos y escaparse de, al menos, el 50% de situaciones bajistas”. Su rating cinco estrellas de Morningstar lo acredita como uno de los mejores del mundo en su categoría. Durante los últimos cinco años ha acumulado una rentabilidad media anual del 10,27%, con un nivel de volatilidad muy controlado. Su estrategia es combinar activos no correlacionados como renta variable conservadora, activos del mercado de renta fija así como aprovechar oportunidades puntuales. Su alter ego en el fútbol serían figuras como Lionel Messi, Diego Armando Maradona o Johann Cruyff: motores de sus equipos, visión estratégica y una capacidad innata para el gol.

Otro fondo destacado dentro de esta categoría “segundos delanteros” es el Foncaixa Gestión Total (un producto que provenía de la gestora de Barclays Bank en España, absorbida por CaixaBank a principios de este año). Su estrategia pasa por invertir mayoritariamente en otros fondos de inversión. Una de las limitaciones autoimpuestas es que la suma de inversiones en Bolsa de fuera del área euro, más la exposición al riego divisa no puede superar el 30%. Está categorizado como un fondo mixto flexible global, cuenta con cinco estrellas Morningstar y en los últimos cinco ejercicios ha conseguido una rentabilidad media del 11,12% anual.

tra buena opción, dentro del reino de los ‘Grandes 10’, como Pelé o Alfredo Di Stefano, es el Bestinver Mixto Internacional. Este fondo de inversión, que invierte entre un 30% y un 75% de su cartera en renta variable internacional, es menos conocido que sus hermanos de renta variable pura, pero su desempeño está siendo espectacular. Consigue anotarse una rentabilidad anual media del 11,69% desde 2010.

6. Bestinfond, el Cristiano Ronaldo de los fondos

Golpeo con pierna izquierda y con pierna derecha. Excelente remate de cabeza. Máxima efectividad en el punto de penalti... Cristiano Ronaldo hace de todo, y casi todo lo hace muy bien, lo que le ha permitido promediar 50 goles por temporada, más de uno por partido. Algo insólito. Si hay algún fondo de inversión español que tenga esa consistencia en la rentabilidad es Bestinfond, el fondo estrella de la gestora independiente Bestinver. Al igual que el astro portugués, una ruptura sentimental ha llevado al fondo a un bajón en su rendimiento, pero en los últimos tiempos se han ido recuperando las métricas de ejercicios anteriores.

Bestinfond ha logrado una rentabilidad media anual durante los últimos 10 años del 10,37% siendo fiel a su filosofía del value investing. En 2012 hizo un 16%, en 2013 un 32%... pero el año pasado pinchó y cerró el ejercicio casi plano, coincidiendo con la marcha del gestor estrella y alma mater del grupo, Francisco García Paramés. Su sucesor en el cargo, Beltrán de la Lastra, ya ha logrado retomar las riendas de una gestora que perdió un 30% de su patrimonio por reembolsos de clientes, y ha logrado que Bestinfond se revalorice un 15,3% en lo que va de año, batiendo holgadamente a sus índices de referencia.

Desde la gestora Abante Asesores recomiendan otro producto todoterreno, otro fuera de serie como Franck Ribéry o Neymar Jr:el MFS Meridian Funds European Value. Este producto comparte con Bestifond haber logrado una rentabilidad 10 de 10:superar el 10% de revalorización media anual durante la última década. “Es un fondo de renta variable, que inverte en empresas de la Unión Europea que considera que están infravaloradas teniendo en cuenta sus perspectivas de crecimiento a largo plazo. Está gestionado por un equipo con una amplia experiencia”, explican desde Abante. El fondo cuenta con cinco estrellas Morgningstar y en lo que va de año ya ha logrado un repunte de más del 14%. Entre sus apuestas están Nestlé, Danone y Bayern.

Para los inversores que prefieran optar por fondos con carácter nacional una buena opción puede ser el March Valores Iberian Equities. Este producto invierte en compañías españolas y portuguesas. “Nos centramos en seleccionar compañías de calidad que tengan valoraciones atractivas, con buenos fundamentales y que se diferencian de sus competidores”, explican desde March Asset Management. El fondo no sigue ningún índice de referencia: la distribución tanto sectorial como regional depende de la selección de valores del gestor, y, en ningún caso, de la composición del índice.

Es una gestión activa donde solo se invierte en aquellas compañías en las que los gestores tienen la convicción de que, a largo plazo, van a generar valor. Este fondo es de reciente creación, por lo que aún no cuenta con una certificación por parte de Morningstar, pero en lo que va de 2015 ha logrado revalorizarse un 15,4%, frente al 10,3% del Ibex.

Normas