La compañía sube un 15% en lo que va de año

ACS, con el dólar como aliado

Sede de ACS
Sede de ACS

La sólida presencia internacional de ACS sigue siendo el principal respaldo para el valor en Bolsa, sobre todo gracias a la debilidad del euro. La internacionalización de la constructora, que genera la mayor parte de sus beneficios fuera de España, ha servido de vía de escape a la crisis del mercado interno.Ahora, la compañía presidida por Florentino Pérez puede ser una de las empresas españolas más beneficiadas por la fortaleza del dólar, al tener una fuerte presencia enEstados Unidos.

El año pasado, ACS ganó 717 millones de euros, lo que supone un 2% más que en el ejercicio anterior y está un 1% por encima de lo que esperaba el consenso. La parte más decepcionante de su resultado fueron las ventas, que cayeron un 0,8%, hasta los 34.881 millones de euros, de los que apenas 5.581, un 16%, procedieron de España, reforzando así su marcado perfil internacional.

En este sentido, Nuria Álvarez, analista de Renta 4, señala que “Hochtief (la constructora alemana controlada por ACS) y Leighton (compañía australiana de la que posee un 74%) son los pilares estratégicos del grupo y los crecimientos esperados en estas áreas deberían apoyar el objetivo de alcanzar un beneficio después de impuestos recurrente de 1.000 millones de euros en 2016”. La compañía ha declarado que se siente cómoda con una participación entre el 70% y el 75% en estas empresas, por lo que de momento descarta excluirlas de cotización para integrarlas en el grupo.

De las tres divisiones en las que se separa la actividad de ACS (construcción, servicios industriales y medioambiente), la primera es la que tiene un mayor peso en sus cuentas y en ella el 84% de las ventas provienen de Asia–Pacífico y Norteamérica.En el caso de los servicios industriales, un 36% de las ventas se generan en España y un 28%, en Norteamérica. La división de medio ambiente sí es más doméstica, ya que un 74% de sus ingresos llega de España.

Victoria Torre, analista de Self Bank, señala que los puntos fuertes de los resultados de ACS son el “sólido crecimiento de las áreas de construcción y medio ambiente, constatando el mejor tono económico, y el crecimiento de la cartera, que el año pasado subió un 6,7%”. En concreto, la cartera de proyectos de la compañía presidida por FlorentinoPérez ascendió a cierre de diciembre del año pasado hasta los 63.320 millones de euros, lo que representa 20 meses de actividad. Este es un punto importante enACS por su modelo de negocio y es una de las variables a vigilar en la empresa a la hora de prever su evolución bursátil.

En lo que va de año, ACS avanza un 15,2% en Bolsa. Continúa así su racha alcista, tras subir un 39% en 2013 y un 20% en 2014. La empresa se sitúa, de hecho, a un 5,1% de su máximo histórico, de finales de febrero de este año.

Respecto a sus planes futuros, Juan Moreno, analista de AhorroCorporación, explica que la empresa destacó en la conferencia con expertos posterior a la presentación de resultados que “la reestructuración de la compañía se extenderá durante 2015, para centrarse a partir de 2016 en el crecimiento”. Los analistas parecen confiar en este proyecto de futuro del grupo, ya que tan solo un 4,3% de los expertos que siguen el valor aconsejan vender, por un 52,2% que cree que lo mejor es mantener acciones de ACS y un 43,5% que recomienda comprar.

Respecto a los puntos débiles de la compañía presidida por Florentino Pérez, Rodrigo García, analista de XTB se refiere a su endeudamiento. “A pesar de que gran parte de sus pasivos a corto plazo estarían cubiertos por sus activos corrientes, todavía vemos un balance en el que la financiación ajena pesa hasta siete veces más que la financiación propia”, aporta.

En las últimas semanas ha habido otras dos noticias positivas para la empresa:la salida a Bolsa de su filial de renovablesSaeta Yield y la emisión, esta semana, de bonos a cinco años con un cupón del 2,875% por importe de 500 millones de euros. Con esta emisión, la compañía diversifica sus fuentes de financiación y saca partido del entorno favorable a la renta fija corporativa.

En cuanto a Saeta Yield, gracias a su debut bursátil ACS obtuvo 642 millones de euros.Además, le permitió reducir su deuda en 1.435,8 millones de euros. Desde que dio el salto al parqué a 10,45 euros por acción,Saeta Yield desciende un 3,8%.

Otras claves

Resultados. ACS ganó el año pasado 717 millones de euros, un 2% más que en 2013. La compañía logró reducir su deuda neta un 2,3%, hasta los 3.722 millones. Las ventas en España subieron un 6,4%, mientras que las procedentes del extranjero, las más significativas en su cuenta de resultados, bajaron un 2,1%.

Estados Unidos. La presencia de ACS en Estados Unidos será un apoyo para sus cuentas de resultados gracias a la fortaleza del dólar frente al euro. El último contrato adjudicado por la empresa en aquel país fue la construcción, por 993 millones de euros, de un tramo de la línea de alta velocidad en California, que se llevó un consorcio de empresas del que ACS controla el 70% a través de sus filiales Dragados y Shimmick.

Dividendo. ACS retribuye a sus accionistas mediante el sistema flexible del scrip dividend. En febrero pagó un dividendo de 0,45 euros a cuenta de los resultados de 2014. Un 40,46% de sus accionistas eligió recibirlo en efectivo.

Normas