Busca reducir sus costes globales

Yahoo se retira de China y elimina 350 puestos de trabajo

Un exempleado de la oficina de Yahoo conversa con un trabajador de recursos humanos de otra compañía durante una feria especial de oportunidades laborales para extrabajadores de Yahoo en Pekín este jueves.
Un exempleado de la oficina de Yahoo conversa con un trabajador de recursos humanos de otra compañía durante una feria especial de oportunidades laborales para extrabajadores de Yahoo en Pekín este jueves.

Yahoo continúa con sus recortes y cierres. El gigante estadounidense de internet anunció ayer que cierra el centro de investigación que mantenía en Pekín, la única presencia física que tenía en China tras vender sus operaciones en el país a Alibaba en 2005. La medida forma parte del proceso de consolidación que la multinacional, con 12.500 trabajadores globalmente, está llevando a cabo a nivel mundial como parte de su proceso de reducción de personal y oficinas en todo el mundo, y que persigue reducir unos 500 millones de dólares (464 millones de euros)

La compañía explicó que el cierre supondrá la eliminación de 350 puestos de trabajo, en su mayoría ingenieros y científicos. Yahoo, que ya ha salido de otros mercados como Corea del Sur y ha llevado a cabo recortes en Canadá, India, Vietnam, Malasia, Indonesia y Oriente Medio, no dio detalles sobre el calendario del proceso, pero el diario hongkonés South China Morning Post avanzó que los primeros despidos se llevarán a cabo a finales de este mes, informó Efe.

La oficina en Pekín, uno de los tres centros globales de I+D de Yahoo, se abrió en 2009 con el objetivo de buscar estrategias de expansión internacional de la compañía e investigar mejoras en búsqueda de datos, publicidad en internet y computación en nube, entre otros aspectos. La retirada de China de Yahoo no es una sorpresa. La empresa ya dejó de ofrecer su servicio de correo electrónico en China en 2013 y su versión china del buscador (Yahoo.cn) redirige desde hace tiempo a la versión de Singapur de este servicio. Aunque Google, rival de Yahoo, también cerró sus operaciones en China en 2010 por su negativa a continuar censurando los resultados de su buscador, el cierre de la oficina de Yahoo no parece deberse a la presión o censura del Gobierno chino, sino al interés de la compañía dirigida por Marissa Mayer de reducir sus costes operativos globales.

Yahoo, que está comprando empresas e invirtiendo en nuevos servicios para diversificarse e impulsar su negocio móvil, se ha propuesto no mantener servicios, departamentos y oficinas que no sean rentables. En China, la compañía se enfrentaba a una dura competencia local, con empresas como Baidu.

Normas