Una terapia para enfermos de Alzheimer

Música para despertar

Tres emprendedores sociales de Granada reciben el premio del Hub Micro(me)cenas de Madrid.

José Manuel Olmedo y su equipo posan con el premio
José Manuel Olmedo y su equipo posan con el premio

Una alternativa a las formas de financiación de crowdfunding, el Hub Micro(me)cenas, que ha celebrado este año su décima edición, ha premiado el proyecto Música para despertar, una iniciativa que utiliza la música para manejar trastornos de comportamiento en enfermos de Alzheimer avanzado.

Se trata de un evento único de financiación colectiva para jóvenes emprendedores sociales, organizado por el centro de innovación Impact Hub Madrid, en colaboración con los Premios Jóvenes Emprendedores Sociales de la Universidad Europea y Punto JES.

El ganador José Manuel Olmedo, 27 años, psicólogo y músico, explica cómo surgió la idea: “Cuando trabajaba como voluntario en un centro de mayores en Granada, me di cuenta de que los pacientes, sobre todo los que tenían muy avanzada la enfermedad, estaban hipermedicados. Casualmente, vimos un video de Estados Unidos donde se ponía a un enfermo de Alzheimer la música que había escuchado durante su vida y el efecto era maravilloso. Nos quedamos asombrados, probamos aquí y, efectivamente, los resultados son increíbles si sabes cómo hacerlo y si orientas bien el objetivo terapéutico”.

Lo más importante, asegura, es que con esta terapia se puede conseguir reducir los fármacos que se dan a estas personas. “Queremos cambiar el modelo: poner música a los enfermos antes que darles fármacos”.

Propuso la idea a Think big (Piensa en grande) de la Fundación Telefónica, que aportó una pequeña cantidad para empezar a andar con otros dos jóvenes, un psicólogo y una neuropsicóloga. Después de dos años, “no hemos recibido más financiación, aparte de pequeños premios como este, pero estamos llegando a muchos países. Uno de nuestros vídeos se ha visto un millón y medio de veces en todo el mundo. Estamos mostrando lo que nosotros estamos viendo”.

Además, han puesto en marcha una investigación científica para saber qué pasa en el cerebro de estas personas cuando escuchan música, y tienen previsto hacer una aplicación para llegar a muchísimas personas de varios países que les están pidiendo consejo porque no saben cómo actuar ante la enfermedad y ante la música. También imparten cursos y talleres para el personal de residencias de mayores.

Más que la cuantía del premio, simbólica, José Manuel Olmedo, destaca la visibilidad que les aporta, además de un periodo de incubación y formación de tres meses en Impact Hub Madrid.

“De momento, estamos buscando financiación, pero no hemos tenido mucha suerte. Por eso estamos realizando la investigación. Una vez finalizada, tendremos datos objetivos para demostrar que funciona. Lo bonito es que en el Alzheimer y en otro tipo de demencias, la sensibilidad hacia la música y las emociones es de lo último que se pierde, están hasta el final”, resalta. Esto ha sido descubierto por la ciencia hace relativamente poco tiempo. “Por eso trabajamos con la música que ha escuchado cada persona a lo largo de su vida”.

José Manuel Olmedo estima, “por lo bajo”, que para diseñar la aplicación, pagar la investigación que tienen en marcha y llegar a más centros necesitan en torno a 30.000 y 40.000 euros. “Estamos en el comienzo y estoy convencido de que llegaremos a mucha gente”, asegura entusiasmado.

 

Normas