L’Oréal París presenta en Madrid una 'app' cosmética

Sombra aquí y sombra allá, pero virtuales

Se han realizado ya ocho millones de descargas en los 14 países en los que está disponible

Demostración del funcionamiento de Make Up Genius.
Demostración del funcionamiento de Make Up Genius.

Conseguir la base de maquillaje, la sombra de ojos o el labial que mejor se adapta a nuestra tez es cuestión de prueba y error. En muchas ocasiones adquirimos un producto que luego, al utilizarlo, no nos convence. L’Oréal Paris lanzó ayer una aplicación virtual que permite, mediante el uso de una tablet o un teléfono móvil, comprobar cómo nos queda la opción elegida al instante. Como si se tratara de un espejito mágico.

La nueva tecnología, bautizada como Make Up Genius, realiza un reconocimiento facial en movimiento para probar los productos de belleza de la compañía, líder mundial en cosmética, en tiempo real. El objetivo, según Igor Capraci, director general de L’Oréal Paris en España, es dinamizar el mercado del maquillaje y “ofrecer una experiencia única y nuevas experiencias de consumo”.

Una vez puesta en marcha la aplicación, aparece una pantalla similar a la de las cámaras de los aparatos electrónicos. El siguiente paso a realizar es calibrar la imagen para que el mecanismo interno de esta herramienta detecte los labios, las cejas, los pómulos y otros elementos de nuestra cara. Luego, hemos de elegir el producto o estilo de maquillaje que queremos. Automáticamente, mediante el uso de algoritmos, se aplicará sobre nuestro rostro. Si el resultado es satisfactorio, solo hay que pinchar en el botón de comprar. Por el momento, el único supermercado online vinculado es Ulabox.

La aplicación, que L’Oréal Paris ha desarrollado junto con Image Metrics, una empresa especializada en análisis y reconocimiento facial, es el resultado de la investigación de cientos de rostros de distintas etnias y utiliza un complejo mapeo que capta 64 puntos de la cara y 100 expresiones faciales.

“Hace unos años vimos claramente que nuestros consumidores estaban cada vez más conectados y supimos que era necesario crear un equipo científico dentro del departamento de I+D+i que pudiera desarrollar tecnologías disruptivas de una manera rápida y ágil”, explica Florent Valceschini, director de proyectos de la incubadora de L’Oréal.

En 2013 pusieron en marcha Connected Beauty Incubator, una start-up que buscaba detectar, crear y desarrollar tecnologías y servicios vanguardistas. Con sede en San Francisco, Nueva York, París y Singapur, la incubadora, que está compuesta por una veintena de investigadores de diversas disciplinas, analiza y utiliza el conocimiento de otras industrias y sectores para sumarla a la experiencia científica de L’Oréal.

Casi ocho millones de descargas

Hasta el momento, esta herramienta de maquillaje virtual, que se puede adquirir de forma gratuita en 14 países, cuenta con ocho millones de descarga y se encuentra entre las cinco primeras en Estados Unidos.

Está disponible para aquellos móviles y tabletas lanzados al mercado desde hace año y medio. Como el iPhone, a partir del modelo 4, y el iPad, desde la versión 2 y los Samsung a partir del 5SP. En categorías inferiores no siempre funciona. Tampoco lo hace en algunos teléfonos de compañías como Huawei u otras. L’Oréal está evaluando el coste beneficio de crear otras versiones para modelos más antiguos.

La tecnología utilizada en videojuegos y películas

L’Oréal Paris ha colaborado para desarrollar Make Up Genius con la empresa especializada en análisis y reconocimiento facial Image Metrics.

Esta compañía, creada en el 2000 y con sede en Manchester (Reino Unido) empleó unos diez años en desarrollar una tecnología que ha sido utilizada en películas como la oscarizada El curioso caso de Benjamin Buton y en el videjuego Gran Theft Auto V.

El grupo internacional especializado en cosméticos ha aportado a la investigación, concluida en menos de un año, sus conocimientos de las necesidades de los consumidores y de sus especialistas en maquillaje.

La idea surgió al detectar que algunas de las compradoras de L’Oréal se quejaban de que una vez adquiridos los productos estos no se adecuaban a sus deseos o de que les parecía poco higiénico utilizar los muestrarios existentes en las tiendas.

“Los consumidores demandan resultados más inmediatos en los productos de cuidado y tratamiento de la piel y quieren ver al instante su transformación real y fiable. Por eso, nos hemos anticipado y hemos utilizado la realidad virtual y un complejo algoritmo para contribuir a la modernización de la decisión de compra”, explica Capracci.

Además, la aplicación solo requiere un minuto y ofrece varias opciones de estilo de maquillaje. De esta manera, todas aquellas mujeres que deseen arriesgar en su maquillaje pueden en un solo clic conocer si su apuesta les favorece o no.

Normas