La multinacional cambia su imagen y su nombre

Gallina Blanca Star pasa a denominarse GB Foods

Busca potenciar su imagen internacional

Entrada a la sede de GB Foods en la provincia de Barcelona.
Entrada a la sede de GB Foods en la provincia de Barcelona.

La multinacional de alimentación Gallina Blanca Star deja atrás su nombre tras 75 años y comienza su andadura con nueva imagen y apelativo. El grupo es desde este lunes GB Foods. La compañía ha explicado que busca potenciar con el cambio su "espíritu de internacionalización", la esencia multi-local y el "carácter emprendedpr e innovador". El cambio de nombre y de imagen es solo corporativo y las marcas seguirán siendo las mismas en el mercado.

Gallina Blanca comenzó ya en los 70 su vocación hacia el exterior y fue una de las primeras empresas españolas en buscar nuevos mercados. Actualmente la compañía vende en más de una treintena de países como Italia, Holanda, Rusia o Estados Unidos.

Gallina Blanca Star pasa a denominarse GB Foods

La directora de comunicación corporativa de GB Foods, Montse Carbó, afirma que el cambio recoge "el origen y la esencia de la compañía y de sus marcas locales en todos los países". La nueva identidad permite, según la compañía, que GB Foods consolide su posición en el actual entorno competitivo, económico y social.

La nueva denominación llega pocos días después de la inauguración de la nueva sede en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), un edificio de cinco plantas con un total de 5.000 metros cuadrados, donde trabajan 300n personas. Además de centro de trabajo, se trata de un lugar para la promoción de estilos y hábitos alimentarios.

El año pasado, la compañía cumplió 40 años en África, donde esta presente en 28 países. Este continente supone el 15% de la cifra de negocio de la multinacional. Cada año, el grupo fabrica 3.000 millones de pastillas para el continente africano de su producto Jumbo, "el avecrem africano". Gracias a este producto entraron en EE UU.

Este año es también el vigésimo aniversario de su entrada en Rusia, donde trabaja a través de la enseña Gallina Blanca.

La nueva marca tiene como principal objetivo seguir potenciando la estrategia de internacionalización. El grupo facturó 629 millones de euros en 2014.

Normas