La ampliación de capital será de unos 20 millones de euros

Los accionistas de Amper apoyan el plan de refinanciación

Imagen de archivo de una junta de accionistas de Amper.
Imagen de archivo de una junta de accionistas de Amper.

En declaraciones tras la junta extraordinaria celebrada por la empresa de tecnologías de la comunicación, el presidente y consejero delegado, Jaime Espinosa de los Monteros, aseguró que la ampliación de capital tendrá un importe aproximado de 20 millones de euros, ofrecerá a los accionistas derechos de suscripción preferente y se realizará “antes de Semana Santa”.

Pero antes, la empresa tiene que firmar la refinanciación de su deuda con los bancos, lo que ocurrirá, si todo va bien, el próximo 25 de marzo.

La propuesta de Amper a los bancos acreedores consiste en refinanciar 120 millones de deuda en dos tramos, uno de 90 millones que se convertiría en acciones de la empresa y otro, con los 30 millones restantes, que se mantendría como préstamo garantizado.

“Esta empresa no tiene problemas de negocio, no tenemos problemas de ventas, sino financieros”, explicó el presidente, que precisó que la deuda de Amper viene de “adquisiciones erróneas” que se hicieron en el pasado.

Una junta posterior tendría que aprobar la emisión de 90 millones de deuda convertible en 185 millones de acciones de la compañía con un valor nominal de cinco céntimos por título.

Adicionalmente, se propone a los accionistas una reestructuración de capital mediante nuevas aportaciones dinerarias por valor de 25 millones mediante la emisión de 500 nuevos títulos con un valor nominal de cinco céntimos.

Durante el periodo de suscripción preferente de acciones de la ampliación de capital se asignarán hasta 20 millones y, si hubiera mayor demanda de títulos, la compañía podrá abrir una adjudicación adicional de 5 millones, aunque no parece probable.

Amper ha indicado a la CNMV que, además de las conversaciones con la banca y los acreedores, mantiene contactos confidenciales con grupos de inversión y que también estudia la venta de activos no estratégicos o de participaciones minoritarias en sociedades del grupo siempre y cuando no implique perder el control sobre ellas.

A 30 de octubre de 2014, la deuda total del grupo Amper ascendía a 255,6 millones, de los que 180 millones habían vencido, según los últimos datos remitidos al supervisor bursátil. La deuda con los bancos es de 169,4 millones, con las administraciones públicas de 16,7 millones y con proveedores y otros acreedores de 69,5 millones.

En los diez primeros meses del año sus cuentas arrojaron unas pérdidas de 21,3 millones y un resultado de explotación negativo de 3,1 millones.

Con este plan de reestructuración, la empresa prevé que las ventas asciendan a 243 millones de euros en 2017 y que el Ebitda se sitúe en 34,7 millones de euros, explicó el presidente.

 

Normas
Entra en El País para participar